mentiras dientes

4 mentiras que nos han contado sobre los dientes

Seguramente, en casa o en el colegio hayas recibido una educación bucodental básica para tener una buena higiene de los dientes. Sin embargo, siempre es apropiado acudir a un profesional (por ejemplo, buscando en Google “dentistas Barcelona” y escogiendo la clínica que más te convenza) para que sea quien te dé las nociones básicas que necesitas saber.

Esto es así porque existen muchos mitos en este ámbito. Seguro que has escuchado e, incluso, creías algunos de ellos. Te enumeramos cuatro de ellos, a continuación:

Los dientes blancos son más fuertes

Aunque resulta más atractivo tener unos dientes blancos, las investigaciones realizadas demuestran que son menos resistentes que los amarillos a las caries. Según nos hacemos mayores, los cambios estructurales a en la dentición, es decir, el tejido semióseo que hay debajo del esmalte de la superficie dental, así como la reducción del riego sanguíneo que llega a los dientes, puede hacer que adquieran un todo más amarillo. Sin embargo, no quiere decir que estén menos sanos. Asimismo, el uso excesivo de productos blanqueadores pueden llegar a eliminar la capa de esmalte protector.

El cepillado y el hilo dental acaban con el mal aliento

Es cierto que el uso de ambos con regularidad acaba con el exceso de bacterias que quedan atrapadas en la boca y que producen mal aliento. Pero hay otras causas de la halitosis que no son paliadas por ellos, como comer alimentos productores de azufre (la cebolla, por ejemplo) o la sequedad bucal que provocan algunas medicaciones.

Hay que cepillarse después de comer

En realidad, esto es cierto. Pero no inmediatamente después, porque es cuando el ácido que crea problemas en la boca campa a sus anchas, y si cepillamos entonces, sólo lo estaremos extendiendo por nuestra dentadura. En su lugar, debemos esperar media hora.

Asimismo, está recomendado lavarse los dientes antes del desayuno, y no después, dado que así podremos evitar la erosión dental al cubrir los dientes con fluoruro.

El chocolate es malo para las caries

En realidad, investigadores japoneses descubrieron que la parte del grano del cacao de la que se extrae el chocolate lleva contenidos antibacterianos que podrían evitar la aparición de caries. El azúcar aumenta el riesgo, pero este componente podría llegar a compensar el alto nivel de azúcar del chocolate.

¿Conocías la verdad sobre estos mitos?


Deja un comentario