El tema de hoy haría que las abue pelearan hasta persuadirnos; y no es para menos, pues las abue eran mujeres abnegadas y entregadas totalmente a consentir a los nietos. Sus amorosas manos siempre estaban en la cocina haciendo postres para consentirnos. Pero a muchos les quedó muy poco del rico y dulce horneado de las abuelas, y por años han dudado hacer tortas. Hasta que aprendieron cómo hacer un bizcocho en licuadora, ¡es lo máximo!

Claro, respetamos mucho a los que tienen el don natural para hornear o a los que con gran esfuerzo y sacrificio se han especializado en el arte pastelero. Y sabemos que hay muchos estudiosos y expertos en la materia; pero para otros, su falta de habilidad dulcera es cubierta con  su gran ingenio y  practicidad. Por eso, para ti que no renuncias a lo dulce, toma nota de esta fácil receta.

Bizcocho de chocolate en licuadora

Esta es una receta sencillísima, muy práctica y que garantiza un buen resultado. Así que, ¿para qué complicarse la vida si existe la licuadora? Además, cuando compruebes cuan rico queda este bizcocho de chocolate, te atreverás a hacer más de uno en licuadora.

Ingredientes

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 3 tazas de azúcar
  • 1 taza de cacao puro en polvo –desgrasado es mejor-
  • 1 cucharada de levadura o polvo de hornear
  • 3 huevos grandes y frescos
  • 4 cucharadas soperas de mantequilla derretida
  • 1 taza de leche templada
  • ½ litro de nata líquida al 35%MG
  • 1 bol de aluminio -preferiblemente-
  • 100g de gotas o chispas de chocolate

Preparación

Primero engrasa y enharina un molde preferiblemente redondo y de 22cm de diámetro, luego precalienta el horno a 180ºC. Mete la nata liquida, las gotas de chocolate y el bol de aluminio -o el que tengas a mano- en el congelador unos 30 minutos.

En la licuadora añade la leche, 2 tazas de azúcar y la mantequilla derretida y licúa unos segundos para integrar los ingredientes; luego sin detener la licuadora agrega el cacao y continúa integrando. Tamiza la harina e incorpórala de a poco en la licuadora intercalando entre harina y huevo –verifica por separado y con antelación la frescura de los huevos-.

Continúa licuando y agrega en ese preciso momento la levadura o el polvo de hornear y licúa  sólo un poco más para integrar en toda la mezcla. No licúes en exceso. Pasa la mezcla al molde y lleva al horno por 50 minutos.

Mientras se hornea la torta monta la nata. Para ello, coloca en un bol -de tamaño adecuado para colocar encima el bol de aluminio que tienes en el congelador- suficiente  hielo y un poco de agua fría. Monta encima del hielo el bol donde montarás la nata y  con varillas o una batidora eléctrica y con movimientos de arriba hacia abajo comienza a batir la nata hasta que llegue a punto de nieve; añade la taza de azúcar y continúa hasta que esté completamente montada.

Antes de finalizar el montado de la nata adiciona las gotas o chipas de chocolate; refrigera la nata montada hasta utilizarla.

Concluido el horneado inserta un palillo en el medio del bizcocho, el cual debe salir completamente limpio. Si no es así, deja cocer unos minutos más y comprueba nuevamente. Apaga el horno, entreabre la puerta y déjalo 10 minutos más. Luego retira del horno, desmonta y deja enfriar.

Corta el bizcocho de chocolate  por la mitad y de ser necesario aplana la parte superior. Rellena con la crema montada y espolvorea la superficie con un poco de azúcar glass.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here