La leche condensada es un producto comercial elaborado a base de leche de vaca sin ningún tipo de humedad y a la cual se le agrega azúcar. De estos 2 ingredientes procesados se obtiene una mezcla espesa muy dulce que podrás conservar por años, mientras el producto no sea abierto.

Ahora bien, puedes hacer de forma casera leche condensada usando muy pocos ingredientes. No es complicado, ¡decídete y practica!. Esta receta muy fácil  de realizar y te aseguramos que  después de que la elabores en casa, ya no volverás a comprarla en el súper porque preferirás la versión natural que es más económica y no lleva preservantes.

Además, la volverás a elaborar porque no dejarás de realizar tus recetas con leche condensada. Ahora, enumeremos los ingredientes y detallemos el proceso de elaboración, observarás que no es nada complicado. Y de aquí en adelante seguro que siempre tendrás a mano un bote de leche condensada.

¿Cómo hacer leche condensada?

Esta preparación es súper fácil  y muy natural. Además, podemos controlar la cantidad de azúcar que le agregamos para hacerla menos dulce y  más sana.

Ingredientes

2/3 de taza de azúcar

1 pizca de sal

1 cucharada de manteca

1/3 de taza de agua hirviendo

1 taza de leche en polvo completa o descremada

Preparación

Primeramente llena 2/3 de una taza con azúcar, agrégale la pizca de sal y la cucharada de manteca.

En una cacerola hierve agua y de allí extrae  1 cuarto de taza de agua hirviendo y añádela  a un bol. Inmediatamente, agrega el azúcar con la sal y la manteca, comienza a  remover hasta que la grasa se derrita y todos los ingredientes se mezclen totalmente. Seguidamente, añade la leche y remueve hasta que todo quede bien integrado.

A continuación comienza el proceso de mezclar. Para eso, agrega la mezcla en una batidora y procesa hasta obtener una consistencia muy homogénea, sin nada de grumos. Si observas que la preparación queda muy espesa puedes adicionar un poco más de agua hirviendo y continúar batiendo. Asegúrate de que  no le quede ningún grumo a la leche condensada.

Finalizado el proceso de licuado coloca la leche condensada en un frasco previamente bien esterilizado junto con su tapa. Cierra el frasco y lleva al refrigerador.

Toma en cuenta que como no tiene ningún tipo de conservante su tiempo de frescura y duración es de 5 a 6 días. Y aunque sea un tiempo muy corto con relación a la preparación de la comercial. Tendrás la seguridad que con esta receta preparaste una leche condensada más saludable porque no contiene conservantes y más practica porque puedes elaborarla cada vez que  lo requieras o desees.

Te diste cuenta que no hay ninguna complicación, ni ningún misterio al elaborar la leche condesada en casa.

¿Con qué utilizar la leche condensada?

la leche condensada

Esta leche condensada en sí misma es una rica golosina, pero puedes combinarla con otros elementos y no dudes que te sacará de más de un apuro. Que te parece si te inspiras y   preparas un rico desayuno que contenga unos panqueques  de auyama y semillas de sésamo bañados. O quizás una granola de avena, semillas de lino, coco rallado, maní y unos hilillos de leche condensada para endulzar.

Y que tal la clásica bola de helado bañada de chispas de chocolate y topping de leche condensada. Además, quien no recuerda en su infancia la clásica galleta soda que acompañaba una generosa porción de esta rica receta.

Cómo hacer leche condensada
1 (20%) 1 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here