Las deudas suelen ser uno de los principales problemas de la economía familiar. Hacer frente a las mismas no siempre es posible, por lo que se requiere de soluciones que alivien un poco la situación. Afortunadamente, en la actualidad se pueden tomar una serie de medidas y acciones para aliviar los gastos en el hogar.

Los préstamos personales urgentes y la reunificación de deudas

Muchos de los bolsillos de los hogares españoles siguen en período de crisis económica. Los sueldos no suben al mismo ritmo que los gastos, por lo que cada vez resulta más complicado llegar a fin de mes. Un contexto en el que no resulta nada extraño el auge de modelos de negocio como el de los prestamos personales urgentes.

Este tipo de créditos online se ha convertido en una de las mejores soluciones para disponer de dinero rápido y sencillo en la cuenta del banco. Un sistema de financiación ideal para pagar deudas o hacer frente a ciertos imprevistos. Cada vez son más las entidades privadas que surgen en el sector para ofrecer sus ofertas en préstamos urgentes.

Otra de las soluciones más empleadas para aliviar los gastos en el hogar es la reunificación de deudas. En este caso, se trata de aglutinar todos los préstamos e hipotecas en una sola cuota. De esta forma, se pagará menos que si se debe hacer frente a todas las cuotas que se tuvieron con anterioridad.

No obstante, hay hipotecas como la Hipoteca 100, que presentan muchas ventajas para el comprador y así controlar mejor los gastos familiares. Con este tipo de hipoteca se da un préstamo sin la necesidad de avalista, se financia el precio total de la vivienda más los gastos de escritura. Además, a diferencia de las hipotecas de las entidades bancarias, no hay que pagar una entrada inicial.

Un estudio de los principales gastos: esenciales y no esenciales

Es muy importante tener conocimiento de cuáles son los gastos principales del hogar. Sobre todo aquellos que resultan fijos, ya sean grandes o pequeños, para así controlar la cantidad de dinero que se marcha cada mes. Por esta razón, se pueden clasificar los gastos en esenciales y no esenciales.

Los gastos esenciales tienen que ver con el agua, la luz, el gas, la hipoteca o el alquiler de la casa, etcétera. Ante éstos, lo mejor será tratar de tomar medidas para fomentar el ahorro, especialmente en impuestos como la luz, el gas o el agua.

Los gastos no esenciales son aquellos que en realidad serían meros caprichos. Es cuestión de hacer una pequeña lista de los mismos y señalar aquellos que se podrían eliminar. Por ejemplo, se puede anular tarjeta Wizink para no seguir pagando los elevados intereses de su servicio. Una anulación que resulta muy fácil de hacer y que puede suponer un ahorro considerable en la economía de casa.

La traducción jurada para la concesión de préstamos y créditos

A la hora de conceder un préstamo o buscar cualquier tipo de financiación para aliviar los gastos en el hogar, es muy probable que soliciten el certificado de la renta. Este documento es el que consigna los ingresos y los gastos que ha reportado la persona durante el año.

En ocasiones, recurrir a los servicios de traductores jurados puede ser la mejor solución cuando los documentos relativos a préstamos, créditos u otras tramitaciones se deben expedir en el extranjero para utilizar en España o viceversa.

Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con las hipotecas para no residentes en España. Los bancos, generalmente, solicitan que la documentación de este tipo sea traducida por un traductor jurado.

En definitiva, hay diversas medidas y soluciones que se pueden llevar a cabo para aliviar los gastos del hogar. Sólo hay que atender al tipo de gastos más habituales que se suelen tener, tanto esenciales como no esenciales, y trazar un plan específico de actuación que vaya encaminado hacia el ahorro.

¿Cómo podemos aliviar los gastos en el hogar?
5 (100%) 1 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here