La contaminación ambiental tiene preocupada a muchos gobiernos europeos; por tal motivo, hace algunos años empezaron a crear legislaciones para que las empresas que fabrican automóviles, cumplan ciertos estándares para la reducción de emisión de CO2. Ahora bien, los conductores de coches con determinadas regulaciones no tienen permitido circular por determinadas áreas; entonces, ¿cómo saber qué regulación normativa euro aplica para nuestro coche? En este artículo analizaremos algunas de ellas.

Qué son las Normativas Euro en los Vehículos

Normativa Euro es la normativa de la Unión Europea que se ocupa de regular y clasificar las características relativas a la contaminación producida por un vehículo a motor.

A través de los años, estas normativas se han ido endureciendo poco a poco, para ir minimizando la emisión de gases de efecto invernadero. El resultado es la creación de muchas normativas euro que conviene que analicemos.

Cómo Saber la Normativa Euro que Cumple mi Coche, ¿Es Euro 4? ¿Euro 5 o Euro 6?

Respondiendo a tu duda principal, la forma que te recomendamos para saber qué normativa euro cumple tu coche, es tomando como referencia el año de fabricación; ya que la normativa euro se aplica siempre con carácter presente y no retroactivo.

Es decir, un vehículo que tenga una normativa euro antigua podrá seguir circulando sin problemas; pero un vehículo de nueva fabricación siempre deberá adecuarse a la normativa euro más actualizada que esté en vigor. De este modo, según el año de fabricación, podremos hacernos una idea del tipo de normativa al que pertenece un coche.

Así, podemos tomar como referencia la siguiente tabla, cuando se trate de coches turismos:

  • Euro 1: julio de 1992
  • Euro 2: enero de 1996
  • Euro 3: enero de 2000
  • Euro 4: enero de 2005
  • Euro 5: septiembre de 2009
  • Euro 6: septiembre de 2014

Gasolina o Diésel, ¿Hay Diferencia?

Una de las cosas más importantes que tenemos que tener en cuenta a la hora de considerar una normativa u otra, es la diferencia que establecen entre vehículos de gasolina o de diésel. Aunque, como podemos ver en la tabla anterior, las normativas se aplican al mismo tiempo para todos los turismos (indistintamente del tipo de combustible que utilicen); pero es importante saber que existen diferencias entre uno y otro; por lo cual, lo que queda es leer la última normativa y verificar si nuestro coche encaja con la descripción que estipula.

De este modo, una misma normativa hace diferenciación entre la cantidad de gases que puede emitir un turismo de gasolina o uno a diesel. Por ejemplo, si tomamos como referencia la norma Euro 6 de septiembre de 2014, veremos que la cantidad de monóxido de carbono (CO) que puede emitir un vehículo diesel es de solo 0,50 g/km; mientras que en el caso de los vehículos a gasolina (en esta misma norma), podrían llegar a emitir hasta 1,0 g/km, es decir, el doble.

Por qué son Importantes las Normativas Euro para la Reducción de Gases Contaminantes

Hay que tener en cuenta que estas normativas euro obligan a los fabricantes a hacer vehículos mucho más respetuosos con el medio ambiente y con la propia salud de las personas.

Las emisiones contaminantes de los vehículos de gasolina y diésel no solo afectan de manera negativa al cambio climático (al ser gases de efecto invernadero); también están relacionadas con multitud de enfermedades crónicas; pueden ir desde el asma hasta algunos de los cánceres más letales, como pueden ser los de pulmón o laringe.

Por este motivo, es importante que la regulación y el desarrollo de los vehículos tienda a una reducción de la emisión de este tipo de gases nocivos y altamente dañinos.

Normativa euro en vehículos.

El calentamiento global es uno de los males que le da atención la Organización de Naciones Unidas; y a partir de allí las organizaciones europeas trabajan para elaborar leyes que procuren una reducción significativa de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por tal razón, a partir de 1993 empezaron a entrar en vigor las directivas relacionadas con la reducción de producción de vehículos que emitían grandes cantidades de CO2 (Dióxido de Carbono).

El propósito de estas normativas europeas sobre los vehículos es que, al pasar de los años se produzcan autos cada vez más amigables con el ambiente. Para lograrlo, las normas establecen entre otras cosas, que deben etiquetarse los vehículos según la norma que cumplen.

Para hacernos una idea más clara, el gobierno español a través de la Dirección General de Tráfico; se dio a la tarea de diseñar las siguientes categorías y etiquetas, para identificar qué vehículo cumple determinada norma.

Cómo adquirir una etiqueta de normativa euro en vehículo

Para adquirirla basta con ir a la oficina de correos más cercana; te darán la que corresponde según el tipo de vehículo que posees por 5 euros; sin embargo, si te hace falta un duplicado, te darán una por 10,20 euros.

Posibles sanciones y restricciones por no usar el etiquetado

Obligatoriedad dicha directamente no existe, para el uso de las etiquetas; sin embargo, podría restringirse la circulación de los vehículos que no tengan el etiquetado en ciertas áreas de España. Ciertas ciudades han decretado que los vehículos que no posean el correspondiente etiquetado de la normativa euro, tendrán prohibido circular en días de mayor contaminación; en tal sentido, los vehículos a gasolina fabricados antes del año 2000 y a diésel de los años anteriores a 2006, tendrán prohibido circular.

La Dirección General de Tránsito, ha explicado con anterioridad que las ciudades y su administración, tienen pleno derecho de establecer las regulaciones en esta materia que vean necesarias; de hecho, en Madrid está prohibido circular sin el correspondiente distintivo; podrían sancionar incluso a aquellos vehículos que sean de emisión 0, como los coches eléctricos; solo por no llevar el distintivo.

Ventajas de cumplir con la normativa euro para vehículos

Las normas euro le trae ventajas a todo el que la cumple; por ejemplo, los fabricantes obtienen muy buenos puntos con el gobierno; lo que se ve reflejado en las posteriores solicitudes de permisos, que serían más fáciles de conseguir.

Por otro lado, los compradores están más dispuestos a adquirir vehículos que cumplen con las normas euro, aumentando sus ventas. Además los conductores obtienen descuentos en estacionamientos y reducción de impuestos, que pueden alcanzar hasta un 75% menos.

Otra de las ventajas es que los coches eléctricos  no sufren restricciones de tráfico; por lo que pueden circular libremente incluso en zonas de alta contaminación. Las zonas de estacionamiento regulado tienen un descuento del 50%; o descuentos en peajes del 30% para los de GNC y GLP e híbridos.

Adicionalmente, pueden circular por la vía del BUS VAO dependiendo de la comunidad. También en ciudades como Madrid y Barcelona; en estas permiten utilizar el BUS VAO en la A6 de Madrid o en la C-58 de Barcelona, sin importar el momento para coches de ‘Cero emisiones’; solicitando el distintivo ecoviaT. En Cataluña los eléctricos no pagan peajes; y en Madrid pueden estacionar en zonas reguladas totalmente gratis, previo registro.

En conclusión, las normativas euro se hicieron para mejorar las vidas de los ciudadanos y alargar la vida de nuestro planeta, que ha sido golpeado por la contaminación desde hace mucho tiempo; ¿ya era hora de que le diéramos un respiro, no lo crees?

Si te ha gustado el artículo, dale me gusta y coméntanos qué regulación cumple tu vehículo; y si piensas que este tipo de medidas ayuda de verdad al medio ambiente.

Cómo saber qué Normativa Euro Cumple mi Coche
3.3 (65.71%) 7 vote[s]

1 Comentario

  1. Buen artículo, no veo justo que se permita el doble de emisiones de monóxido de carbono a los coches con gasolina , quieren perjudicar claramente a los diesesl.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here