Actualmente, Instagram es una de las redes sociales más utilizadas y, por ende, más eficaces en lo que respecta al marketing digital. Descubre aquí el porqué de su éxito y cómo aprovecharlo a favor de tu negocio.

¿Hasta dónde llega Instagram?

Con sus más de 1.000 millones de usuarios, Instagram es una de las redes sociales de moda y su uso va avanzando exponencialmente, no ya entre los más jóvenes que suelen ser considerados como los que más usan esta red social, sino entre todos los rangos de edad.

En consecuencia, está claro que Instagram llega a todos los rincones del mundo y que constituye una red transversal, tanto en lo que tiene que ver con la edad de sus usuarios como en el resto de factores diferenciadores en lo referente a grupos sociales: raza, sexo, nivel educativo, clase social, etcétera.

Aún así, cabe destacar que el 68% de los usuarios de Instagram son procedentes de perfiles de mujeres y que la mayoría de las publicaciones que se comparten en esta red social son relativas a estilo de vida, selfies, moda o comida, por lo que serán las empresas de esos sectores las que más éxito tendrán en ella. 

¿Para qué comprar seguidores en Instagram?

Precisamente por el carácter global y transversal que acabamos de comentar, Instagram ha sido objeto de atención de un buen número de empresas que han visto en esta red social, la forma de dar a conocer sus productos entre un público de enormes proporciones. 

Pero subir anuncios no es necesariamente sinónimo de conseguir que el mensaje llegue a esos clientes potenciales de los que acabamos de hablar, por lo que en muchos casos, lo mejor es comprar seguidores Instagram para asegurar la efectividad.

Ello se debe a que Instagram funciona en base al comportamiento de las masas y no de los individuos concretos, de forma que es necesario tener un número importante de seguidores para que una publicación tenga éxito y es mucho más secundario que, por ejemplo, esté bien diseñada o envíe un mensaje interesante.

Es decir, que lo realmente importante es que el perfil cuente con un buen número de seguidores para que el mensaje que se lance a través de él, llegue al mayor público posible. Si esto no es así, el crecimiento natural de ese perfil será muy limitado y ocurrirá lo mismo con sus publicaciones, pues es más fácil que alguien real siga una cuenta si cree que ésta ya es seguida por muchas personas.

Ahora bien, aún siendo importante tener un buen número de seguidores, lo cierto es que para su compra hay que tener ciertas precauciones, para evitar que se nos vuelva en contra:

  • En primer lugar, hay que evitar aumentos drásticos en el número de seguidores, pues ello podría alertar a los administradores de la red y provocar que éstos tomaran decisiones drásticas, como la eliminación de todos los seguidores que nuestra página haya alcanzado hasta la fecha o algo peor, la eliminación de nuestro propio perfil. 
  • Por otra parte, es necesario saber que los seguidores que se compran son genéricos, no reales, y que por tanto, son incapaces de interactuar con nuestra página, motivo por el que no es recomendable que sean más que los que realmente tenemos.
  • Por último, queremos decirte que a pesar de que comprar seguidores genéricos puede favorecer el incremento de  seguidores reales, ello no implica que puedas desatender el diseño o los mensajes que lances a través de tu perfil, pues si no aciertas en este sentido, conseguirás el efecto contrario al que pretendías.

En conclusión, tenemos que afirmar que Instagram es una  herramienta de marketing online muy eficaz y la compra de seguidores una medida más que adecuada para aumentar su utilidad, pero que puede volverse en tu contra si no tienes en cuenta los aspectos que acabamos de describir. Aún así, estamos seguros de que utilizarás adecuadamente este servicio y, gracias a él, conseguirás aumentar tus ventas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here