Desde el pasado sábado 2 de mayo es posible salir a correr durante una hora al día. Hacer deporte es una fantástica manera de acabar con el estrés y el agobio que pueden generar el confinamiento. El running es una de las prácticas deportivas con más seguidores en España por tratarse de un deporte que está al alcance de todo el mundo y al que resulta fácil aficionarse.

Los beneficios de este ejercicio aeróbico son muchos: ayuda a perder peso y a mejorar la autoestima, reduce el riesgo de sufrir problemas coronarios, acaba con el estrés y la ansiedad, mejora el estado de ánimo…

Además, para salir a correr no se necesita a nadie, aunque hay quienes prefieren salir en grupo, y es una actividad completamente gratuita.

Si te has iniciado en el mundo del running o tienes pensado hacerlo, es conveniente que tengas en cuenta los siguientes consejos.

Usa un buen calzado

Tus pies son los encargados de poner en contacto a tu cuerpo con la superficie por la que vas a salir a correr, y es muy importante que los cuides. Llevar un buen calzado deportivo hará que tus sesiones de running sean más cómodas y agradables y evitará que aparezcan rozaduras en tus pies, lo que mermaría tu rendimiento. Un buen calzado minimiza las posibilidades de sufrir lesiones que pueden llegar a producirse por culpa de una pisada inadecuada.

La variedad de modelos de zapatillas existente es muy extensa, así que no tendrás problemas en encontrar las que más te gusten y que te vayan mejor.

Viste ropa de deporte

Para correr es necesario usar ropa deportiva cómoda, ligera y que permita la transpiración. En tiendas deportivas como Runnek y otras similares podrás encontrar fácilmente todas las prendas que necesitarás para practicar el running en las mejores condiciones: pantalones cortos, camisetas, camisetas térmicas, calcetines, mallas…

Realiza estiramientos antes y después de la carrera

Tu cuerpo necesita prepararse para la carrera. La musculatura tiene que entrar en calor y ganar la flexibilidad suficiente para que puedas realizar el ejercicio físico sin ningún problema. Antes de cada sesión de carrera dedica 10 o 15 minutos a realizar estiramientos, prestando especial atención a las extremidades inferiores.

Cuando hayas terminado de correr, también es recomendable que estires otros 10 o 15 minutos para que tus músculos se oxigenen y se recuperen más fácilmente después del esfuerzo realizado. El estiramiento poscarrera es fundamental para que tus fibras musculares no sufran.

Conoce y acepta tus límites

Puede que el running te haya pegado fuerte y sientas una enorme motivación para salir a correr y destrozar el cronómetro, pero debes tener en cuenta que no te estás jugando una medalla de oro en los Juegos Olímpicos contra un trío de etíopes. Si de verdad quieres disfrutar de la experiencia, debes ser consciente de tu nivel. Debes empezar despacio, con poca carga de trabajo, y a medida que vayas ganando fondo y resistencia podrás aumentar el tiempo de carrera y la intensidad.
No te plantees metas, simplemente disfruta de la experiencia de salir a correr, de la capacidad que tiene para liberarte del estrés. Recuerda que esto es solo una afición, no una obligación, y que lo importante es el proceso, no obtener un resultado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here