En el momento de desempeñar las tareas regulares en un puesto de trabajo, siempre nos enfrentamos a riesgos, por supuesto, algunos de éstos pueden llegar a ser poco frecuentes, sin embargo, siempre están ahí. Por lo que si tienes personal a tu cargo, te interesará conocer esta información respecto a la prevención de riesgos en el trabajo, puesto que su seguridad es tu responsabilidad.

¿Qué es la prevención de riesgos laborales?

En pocas palabras, se podría resumir como el área encargada de promover la seguridad y la salud de los empleados, por medio de la identificación, evaluación y finalmente el control de todos los peligros o riesgos que supone el entorno laboral. 

Por otro lado, los riesgos laborales son las posibilidades de que un profesional sufra un accidente o una enfermedad derivada de su trabajo. Es decir, son aquellas que se producen a causa de circunstancias físicas, químicas, psíquicas, geográficas, y un largo etcétera, mediante las que se desarrollan los trabajadores en su jornada laboral.

Entonces, la prevención de riesgos laborales busca evaluar los riesgos de cada empresa, sector y tipo de trabajo, para posteriormente fijar medidas que minimicen o eviten los posibles accidentes o enfermedades. 

Las empresas que ofrecen seguridad están cumpliendo la ley

Sin importar el país en el que se desarrollen sus funciones, todas las compañías están obligadas por la ley a cuidar a sus empleados, velar por su seguridad y por el cumplimiento de las normativas que la garanticen. De lo contrario, se imponen duras sanciones en contra de la empresa.

En España, la legislación laboral vigente señala, entre tanto, que los empleadores tienen el deber de procurar la protección de sus trabajadores. 

Y teniendo en cuenta que es un tema que no se puede dejar a un lado, lo ideal sería realizar algunos cursos de prevención de riesgos para garantizar la completa seguridad de los empleados. 

De esta forma se contará con personal capacitado en, por poner algunos ejemplos, primeros auxilios, transporte de mercancías peligrosas por carretera, extinción de incendios, trabajos en altura, entre muchos más.   

Una adecuada gestión de los riesgos laborales no solo minimizará los accidentes, enfermedades y bajas en la empresa, sino que además, es un factor clave para mejorar la felicidad de los trabajadores, lo que se estará estrechamente relacionado con su productividad. Es decir, garantizar la seguridad de los empleados, garantiza el correcto funcionamiento de la compañía.

Consejos para la prevención de los riesgos en el trabajo

Una parte fundamental para prevenir todos los peligros que puedan estar asociados al trabajo, es que las empresas evalúen todos los posibles riesgos a los que se ven expuestos sus trabajadores y verificar que no exista un incumplimiento que pueda llegar a causarlos.

Por otro lado, se debe buscar eliminar por completo aquellos riesgos evitables y minimizar al máximo los riesgos inevitables, de esta forma, el ambiente laboral será seguro para desempeñar cada rol establecido. Para lograr todo esto, será necesario llevar a cabo las siguientes actividades:

 

  • Contratar empresas que impartan cursos o fomenten la seguridad laboral. Un ejemplo de éstas sería Lanpre Formación, que se dedica a la enseñanza integral y personalizada de la prevención de riesgos laborales. La cual ofrece un amplio catálogo de cursos y consultorías profesionales que mantendrán a tu empresa y trabajadores seguros en todo momento. 

 

  • Cuando el trabajo deriva en la manipulación de productos químicos inflamables, éstos deben ser guardados por separado. Así también los recipientes deben estar muy bien cerrados, siempre asegurándose que no se trasvasen. Y por supuesto, a la hora de utilizarlos, es necesario que se manipulen haciendo uso de un equipo de protección adecuado.
  • Las posiciones forzadas del cuello, brazos y de la espalda pueden derivar en un sinfín de dolores y molestias de diferentes tipos. La mala postura o una silla inapropiada son los principales responsables, por esta razón, se debe verificar que todos los trabajadores cuenten con una silla adecuada y con equipos ergonómicos que eliminen este riesgo.
  • Yendo de la mano con el punto anterior, se debe comunicar al empleado la importancia de cambiar de postura frecuentemente, tomando reposos para estirar las piernas o descansar la vista.
  • Asegurarse que el personal a la hora de manipular cargas utilice las técnicas y equipos adecuados. Los cursos podrían aumentar la experiencia y reducir riesgos.
  • Disponer de extintores ubicados estratégicamente y procurar que cada uno de los empleados conozca cómo utilizarlos.

Para finalizar, recuerda que como empresa o como líder, estás obligado a informar a tu equipo de trabajo sobre todos los riesgos relacionados con su puesto, así como brindarles las medidas necesarias para evitar cada uno de éstos.

 

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here