Aunque se trata de uno de los mejores móviles, el iPhone no está exento de sufrir algún que otro problema. Sin embargo, gracias a la incorporación de un sistema operativo diseñado exclusivamente para él, iOS, es bastante poco probable tener problemas generalizados.

Casi nunca se presentan problemas con el iPhone. Al menos, no son problemas que tengan relación con el sistema operativo iOS, como sí pudiera suceder con otros sistemas operativos móviles y de ordenadores.

A pesar de ello, algunas veces ocurren situaciones que se transforman en problemas con el tiempo, siendo éstos los más comunes entre todos los usuarios.

Problemas para cargar la batería

Si bien no se trata del problema más común en un móvil de este calibre, suele ocurrir que de un día para otro, el iPhone no muestre el estado de carga cuando lo conectas a su cargador.

En sitios web de internet encontrarás un tutorial completo explicando por qué mi iPhone no carga. Lo bueno de este problema es que su resolución es sencilla, pocas veces originado por algún fallo técnico o de la capacidad de almacenamiento de la batería, y sí como resultado de algunos malos hábitos de uso del móvil.

Para saber si tienes problemas para cargar la batería de tu iPhone, simplemente debes fijarte si al momento de conectar el dispositivo al cargador aparece el símbolo del rayo eléctrico sobre el icono de la batería. Si aparece, está cargando. Si no aparece, tienes un problema con la carga de la batería de tu móvil. En el siguiente vídeo tenemos un tutorial sobre cómo solucionar este problema.

 

La disminución drástica de la autonomía

Con cada versión nueva del sistema operativo iOS ocurre esta situación. La batería comienza a gastarse mucho más rápido que antes, sin razones aparentes, sobre todo en los primeros días de uso tras la actualización.

Es, también, una situación que se produce cuando te has decidido a comprar un nuevo iPhone, con una versión nueva del sistema operativo, porque le toma tiempo a las aplicaciones adecuarse para el uso óptimo.

Si en principio notas que la autonomía se reduce drásticamente, sigue usando el móvil de forma normal, pero lleva un registro de cuánto tiempo dura la batería sin conectarse al cargador, y cuántas veces has necesitado recargar durante un día.

En caso de que la situación no mejore en 2 o 3 días, no será un problema de software, sino un problema técnico que necesita soluciones más complejas.

El imprescindible botón de Home

Tal vez se trata de uno de los problemas más comunes. El sistema operativo del iPhone, y del iPad, gira en torno al botón de Home, siendo el protagonista absoluto de la interacción y la productividad, con estos dispositivos.

Sin embargo, como elemento físico, no está exento de desgastes, de sufrir golpes, o acusar problemas de calibración, siendo en ese orden, los principales orígenes de los fallos del botón Home, dando como origen la necesidad de activar servicios como ‘Assistive Touch’, en el menú de accesibilidad, o bien, plantearte la posibilidad de reemplazar tu dispositivo o llevarlo a una tienda de soporte técnico.

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here