Dormir es necesario, dado que esto le permite al organismo descansar y recuperar las energías que gastó durante el día. Además, aporta beneficios relacionados con la memoria, por lo que su importancia en nuestra vida no debe tomarse a la ligera, de igual forma, es preciso contar con un colchón adecuado para obtener un descanso completo.

¿Qué beneficios aporta dormir bien?

El momento de placer que genera el descanso por haber dormido también ofrece beneficios para nuestro cuerpo, y por lo tanto, para nuestra salud, siendo éstos los que describimos a continuación.

Aumenta la creatividad

Cuando el cerebro descansa y su producción hormonal es equilibrada, la memoria funciona de forma óptima, eso provoca que la imaginación sea más intensa, y que por lo tanto, tengamos mayor creatividad.

Pérdida de peso

Al faltar el sueño, las células grasas sueltan una menor cantidad de leptina, hormona que tiene como finalidad suprimir el apetito. Por su parte, el insomnio ocasiona que el estómago suelte más grelina, la cual produce apetito, y por lo que ambas, indican que dormir poco se relacione con la obesidad.

Mejora el sistema inmunitario

Durante el sueño, nuestro sistema de defensa se regenera, lo que mejora su capacidad de combatir contra bacterias y gérmenes que perjudican nuestra salud. En cambio, si el sistema es débil, tendremos pocas oportunidades de sobreponernos ante estos ataques.

Favorece la memoria

Dormir mejora las conexiones entre neuronas. Cuando se está en la fase REM, el hipocampo, que es la zona donde se almacena toda la memoria de una persona, comienza a restaurarse, convirtiendo la memoria de corto plazo a largo plazo.

Ayuda a proteger el corazón

Las personas que sufren de insomnio son más propensas a padecer insuficiencia cardíaca en comparación con los que duermen de forma más normal. Esto ocurre porque el insomnio incrementa los niveles sanguíneos de las hormonas que producen estrés, lo que aumenta la tensión en las arterias y la frecuencia cardíaca.

Calma la depresión

Al dormir, el cuerpo entra en un estado de relajación, lo que favorece la producción de dos hormonas, melatonina y serotonina; ambas neutralizan las consecuencias de las hormonas cortisol y adrenalina, generando emociones de felicidad más intensas.

Importancia del colchón

Los colchones son de suma importancia para tener un buen descanso, ya que dormir en un colchón inadecuado o muy viejo, provocará que surjan dolores en tu espalda y en el cuello. La importancia de éste radica no en su precio, sino en la comodidad y en el confort que pueda proporcionar en el momento de dormir.

Escoger un colchón adecuado para nosotros, aporta varios beneficios para la salud. Por ejemplo, para los adultos mayores, los cuales suelen padecer de complicaciones en la espalda o en sus articulaciones, un colchón que sea firme les ofrecerá una firmeza cómoda para que su cuerpo pueda descansar debidamente. En este sentido, podemos nombrar varios beneficios que aporta un buen colchón para nuestra salud.

Previene dolores

Si el colchón te ofrece un soporte adecuado y una comodidad de calidad, esto te dará la seguridad de que columna vertebral se encuentra alineada correctamente y que no existen puntos donde la presión pueda generar dolores, ya sea en la espalda, en tu cuello o en las articulaciones, por lo que al siguiente día ya no tendrás ese crujido en tu espalda y cuello, al levantarte.

Descanso profundo

Un colchón de calidad debe reducir las “ondas de movimiento”, haciendo que permanezcas durante todo el tiempo que duermas en el mismo sitio, evitando también esos movimientos incómodos en la cama.

Ronquidos

Un colchón muy suave hará que te hundas en él, no te moverás con facilidad y tu respiración puede complicarse. Esto ocasionará que ronques con más frecuencia por la noche, lo que afectará a tu sueño.

Caso contrario sucede si el colchón es de buena calidad, ya que éste favorecerá la desaparición de los ronquidos, dado que podrás respirar mejor, ya que eéste equilibrará tu peso.

Evita las alergias

Hay personas que suelen sufrir con frecuencia de alergias, por lo que pueden conseguir un colchón antibacteriano o antiácaros, así no tendrá problemas de esta índole en el momento de ir a dormir.

Consejos para escoger un colchón

Cambiarlo

La vida útil de un colchón es de diez años, así que pasado este tiempo se aconseja cambiarlo por motivos de confort e higiene. Los materiales suelen desgastarse con su uso y van perdiendo sus propiedades, por lo que ya no proporcionan seguridad a la hora de ofrecer un descanso excelente.

Probar

Aunque todos necesitamos un buen descanso no todos los cuerpos duermen igual, por lo que un colchón que le pudo servir a un conocido, no quiere decir que te ofrecerá la misma comodidad para dormir. Debes buscar uno que se adapte a ti y que encuentres confortable.

Evita las ofertas

En muchas ocasiones no todas las empresas se pueden permitir una investigación adecuada para ofrecer un colchón de calidad, por lo que suelen ofrecer promociones muy atractivas. Debes evitarlas e ir a fabricantes especializados en este sector.

Tamaño ideal

Es importante que si has de dormir con otra persona, el colchón ofrezca el espacio suficiente para que ambos podáis descansar con comodidad.

Largo

De igual forma, éste debe tener un largo que alcance todo nuestro cuerpo, sin que nuestros pies queden afuera del colchón.

Todo suma

Un buen descanso se logra combinando un colchón de calidad, almohadas cómodas y una base correcta.

Temperatura

Dado que cada persona tiene su “propio termostato”, un colchón debe ofrecer ventilación, permitiendo que el aire circule en su interior, lo que ayudará a que se mejore la regulación de la temperatura en él.

Dormir bien genera amplios beneficios para la salud de una persona, permitiéndole mejorar su organismo en muchos aspectos, por lo que contar también con un colchón que sea capaz de ofrecer un descanso confortable y cómodo, mejorará en gran manera esto.

Es importante tener muy en cuenta que nuestro descanso sea bueno, de lo contrario, podemos encontrarnos ante la posibilidad de sufrir enfermedades y problemas en nuestra salud como obesidad o estrés, lo cual son consecuencias negativas y perjudiciales que terminan por dañar nuestra calidad de vida.

 

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here