El ejercicio físico se está convirtiendo con el paso de los años en una de las actividades obligatorias para cualquier persona, gracias a los beneficios que tiene para la salud y a su papel en la prevención de enfermedades. Eso sí, todavía queda mucho por hacer si queremos alcanzar unos estándares mínimos de cuidado de nuestro cuerpo a través del deporte. De hecho, un estudio recoge que el 27,5% de los adultos a nivel mundial no siguen las recomendaciones internacionales mínimas de la OMS.

Además, no podemos pasar por alto que los beneficios del deporte no se reducen tan solo al bienestar físico, sino que se amplían también mejorando nuestra salud mental. De esta manera, se potencia la sociabilidad de todo aquel que decide ponerse en forma, al igual que otros aspectos sumamente importantes como la autoestima y la felicidad.

Así, el verano se convierte en una de las épocas del año más propensas para atreverse con el deporte, o incluso para tratar de avanzar en nuestros objetivos en caso de que ya lo practiquemos de forma regular. Esto se debe principalmente a las condiciones climatológicas, que nos permiten aprovechar más horas de luz y facilitan la realización de determinadas modalidades al aire libre, como la natación, el tenis o el pádel.

Viajar con el objetivo de practicar deporte

Aparte del deporte, las vacaciones de verano también suelen asociarse con la salud tanto desde el punto de vista positivo (relajación, desconexión, etc.) como desde el negativo (exceso de sedentarismo, pasarse con la alimentación, etc.). Por lo tanto, no es de extrañar que el fenómeno conocido como “turismo deportivo” esté viviendo un auténtico “boom” en nuestro país, al basarse en aprovechar las vacaciones para realizar cualquier actividad deportiva o acudir a algún evento de este tipo.

Además, este auge se ha producido en un momento en el que tanto cuidarse como viajar están a la orden del día, ya que cada vez hay más consciencia de lo importante que es el bienestar físico y emocional. Mejorar la alimentación, mantener una rutina de actividad física o seguir el ritmo de vida de deportistas profesionales son algunos de los hábitos que han ido incorporando muchas personas a su estilo de vida.

Todo esto es también impulsado por las casas de apuestas deportivas, ya que suelen hacer un seguimiento pormenorizado de los mejores profesionales y de casi todos los eventos deportivos a nivel internacional. Así, a través de nuestro teléfono móvil, podemos seguir con una enorme facilidad todas las apuestas por internet, conociendo los resultados al instante pero también observando la preparación física y mental de deportistas de primer nivel como María Sharapova o Garbiñe Muguruza. Sin lugar a dudas, este contacto directo con el deporte profesional ayuda tanto a nivel motivacional como a la hora de conocer nuevas técnicas o rutinas de entrenamiento, por supuesto siempre bajo la supervisión de un especialista.

Un deporte personalizado, en función de la edad y la condición física

Por último, debemos destacar que no todos los deportes son adecuados a todas las edades y para cualquier condición física. Por lo tanto, es imprescindible desarrollar rutinas personalizadas para no incidir en ciertos riesgos para nuestro bienestar, según coinciden todos los expertos en la materia.

El deporte repunta en los meses de verano
5 (100%) 2 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here