cuidar dientes en verano

El verano puede empeorar nuestros dientes

La salud bucodental es algo que no podemos descuidar, ni siquiera, cuando estamos de vacaciones. Por ello, se debe visitar a un higienista dental Barcelona o en tu ciudad un mínimo de dos veces al año, incluso si nos toca en verano.

El Colegio Oficial de Odontólogos y estomatólogos de la I Región (COEM) alerta de que el cambio de hábitos en la higiene oral durante el verano puede afectar gravemente a la salud de nuestra boca. Se trata de una época en la que, aseguran, se debe reforzar su cuidado

Consejos

Mantén a raya la higiene de tu boca

El cepillado sigue siendo obligatorio, estés donde estés, un mínimo de dos veces al día (mañana y noche). Además, usa una pasta fluorada, emplea seda dental y limpia tu lengua y tu paladar para que la higiene sea completa.

Reducir la ingesta de alcohol

Se debe moderar, incluso si estamos de vacaciones, el consumo de alcohol, ya que, junto a la falta de higiene, agrava la patología periodontal, lo que puede llevarte a sufrir halitosis.

Controla las bebidas y comidas frías

La ingesta de las mismas puede provocar una sensación dolorosa, breve pero intensa, que se conoce como hipersensibilidad dentaria. Algunos de estos productos cuentan con un pH ácido que erosiona el tejido dentario, lo que lleva a desgastar el esmalte. Por ello, también se debe controlar el consumo de zumos, bebidas con gas, isotónicas, energéticas, vinos y helados. Si se consumen, debería ser junto con alimentos sólidos, para reducir el impacto que tienen sobre los dientes.

Más frutas y verduras

Controlan la aparición de bacterias. Si bebes mucha agua, también conseguirás este efecto.

Cuidado con la piscina

Cuando el nivel de pH del agua de la piscina es inferior a 6, el esmalte puede llegar a alterarse, dependiendo del tiempo de exposición a esta agua. Con tal de prevenir esto, se pueden emplear tratamientos remineralizantes que ayuden a mantener la estructura cristalina del diente en un estado adecuado.

No te olvides de tus tratamientos

Y, por supuesto, el verano no es la excusa para dejar de lado cualquier férula o tratamientos retenedores de la ortodoncia. Si lo haces, alterarás su eficacia y ajuste posterior.

 


Deja un comentario