Generalmente pensamos en el ahorro del  dinero o de los recursos en los momentos de grave crisis económica personal o nacional. Sin embargo, es muy beneficioso entender que el ahorro es una herramienta positiva y necesaria; dominar el arte del ahorro con lógica y conocimiento es todo un beneficio para las familias, tanto en tiempos de abundancia como de escasez. Esta información te será muy útil si quieres enseñar a los niños cómo ahorrar.

Lo que debes tener en cuenta al Enseñar a los Niños cómo Ahorrar

Primeramente, al enseñar a los niños cómo ahorrar les darás  una herramienta muy poderosa que los beneficiará en su camino hacia la vida adulta. Ten en cuenta que, por lo general, los niños no son conscientes de los problemas económicos que afectan a sus padres y es lo más recomendable, pues esto no es su responsabilidad.

Por ello, es recomendable que, si empiezas a enseñar a los niños cómo ahorrar, no debe ser simplemente movido por crisis económica en el hogar y/o el país. Más bien, los niños pueden aprender desde pequeños a administrar  dinero en su día a día de manera eficiente, con ejemplos e información dada por los adultos. A continuación, te damos varias recomendaciones que puedes tomar en cuenta:

Recomendaciones para Enseñar a los Niños cómo Ahorrar

  • Según la edad del niño o niña, establece una mesada con un monto fijo semanal, quincenal o mensual.
  • La mesada con un monto fijo les ayuda a entender que el dinero que tienen es limitado; y que si lo deciden gastar en algo, deben renunciar a alguna otra cosa. Esto los ayudará a priorizar y escoger entre necesidades y gustos.
  • Crea con los chicos una alcancía, puede ser una cajita o un recipiente de plástico. Ponle una etiqueta con el objeto a obtener y su precio; anímalos a ahorrar en ella una cantidad adecuada y anota cuánto da. Así aprenderán a ser pacientes, a contar y no olvidarán su objetivo final. Apóyalos con una pequeña cantidad cada vez que agreguen algo de dinero.
  • Es importante que aprendan a diferenciar entre las necesidades y los deseos; al enseñar a los niños cómo ahorrar debes tener mucha paciencia y también firmeza en este punto. Los niños son caprichosos y necesitan tiempo y constancia para entender esto. Podrías ayudarlos a razonar si les explicas, por ejemplo, que la compra del uniforme es una necesidad, pues si no, no podrá ir a la escuela; pero el tener ropa de marca exclusiva es simplemente un deseo que puede ser obviado.
  • Podrías ayudarlos a presupuestar su mesada entre sus gastos fijos necesarios y algunos gastos por cosas que desean. Fija un tiempo para revisar con ellos el resultado; no seas estricto, no lo critiques o regañes;  más bien, sugiere máximo dos puntos en los que pueden mejorar, así aprenderán la importancia de planificar.

Últimas Recomendaciones

  • Elaboren una lista donde apunten lo que gastan; los ayudará a manejar mejor su dinero y detallar cuánto gastan diariamente y casi sin darse cuenta.
  • Para que vayan entendiendo la importancia del ahorro, podrías motivarlos a ahorrar por algo que necesitan o desean mucho; tal vez otro par de zapatos deportivos de su color favorito o un juguete nuevo.
  • Ayúdalos a entender el valor, tanto de monedas como de billetes.

Uno de los mejores consejos es dar el ejemplo; los niños reconocen rápidamente si nos tomamos en serio un asunto o hablamos por hablar. A veces no somos muy conscientes de cuánto copian los niños lo que hacemos; por eso, al enseñar a los niños cómo ahorrar, si no eres capaz de demostrar con acciones constantes que te importa manejar apropiadamente el dinero, los recursos y ahorrar, difícilmente ellos lo harán.

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here