¿Es ese vestido el adecuado para tu figura?

Vas de compras y te quedas parada frente a una vitrina (o en la foto de un sitio web) que muestra un hermoso vestido que te enamora. Te animas estás a punto de comprarlo, pero ¡tienes duda si tu figura lucirá espectacular en él! Todas las mujeres han pasado por eso, ese momento en que no sabes si comprar o no ese vestido porque no estás segura que vaya acorde a tu cuerpo.

Estos son algunos aspectos que debes considerar para saber si el vestido que quieres le va bien a tu figura, si necesitas otra talla de ropa de mujer only o qué. 

Antes que nada, hay dos mitos que debes conocer en lo que respecta a tu cuerpo: “No existe la talla perfecta así como tampoco existe el cuerpo perfecto”. En lo que respecta a estilos de vestido, ten en cuenta el tipo de cuerpo:

  • Cuerpo en forma de pera: si tienes caderas y muslos redondeados, tu vestido no tendrá que ser más corto de una o dos pulgadas por encima de tu rodilla. Escoge un vestido cuya falda sea con línea de A pero no muy saturado. Un vestido corto y muy lleno dará el aspecto de un tu-tu. Sabrás que tienes cuerpo en forma de pera si “a menudo usas un tamaño diferente en la parte inferior que en la parte superior”.Encontrarás un mejor talle a tu cuerpo, si optas por vestidos de dos piezas en lugar de una sola pieza.
  • Cintura ancha: si tu cuerpo es en forma de manzana y con cintura ancha, entonces quizás debas alargar la apariencia de tu torso y desviar así la atención de tu cintura. Escoge un vestido con caída de cintura para que ésta se redefina. Debes evitar los cinturones anchos y ceñidos a tu cintura. En su lugar, escoge una cintilla o cinturón que cuelgue de tus caderas.
  • Busto pequeño: Si no has sido dotada de senos grandes, entonces evita usar vestidos con escotes profundos. En su lugar, escoge vestidos con cuello alto redondo, y agrega accesorios o lentejuelas. Con esto lograrás dar una dimensión a la parte superior de tu cuerpo.  Para desviar la atención de tu busto y balancear un cuerpo con parte inferior más pequeña, escoge un vestido cuya falta sea en línea A, y que caiga a una o dos pulgadas por arriba de tus rodillas.

Con estos tres puntos básicos, puedes hacer una evaluación de tu cuerpo y escoger así el tipo de vestido que más le va a tu figura. Recuerda también, que lo importante es sentirte bien contigo misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *