Los florones castellanos son de las galletas que más se aprecian en toda Castilla  y León.  Son un legado culinario con una tradición familiar que pasaba de abuelas a madres. Y aunque hoy se pueden conseguir los florones con frecuencia en muchas pastelerías, es más significativo unir a la familia y prepararlas en casa. Por eso, hoy rescato esta rica receta y tú te encargas de ponerla presente al realizarlas y degustarlas con los tuyos.

Los florones son los moldes que dan nombre a esta rica preparación, tienen  una hermosa forma de flor,  miden  aproximadamente 10 diámetros y tienen una altura de 3 a 4 cm. Estos moldes dan una forma delicada a estas deliciosas galletas de textura crocante. Si no tienes entre los utensilios de cocina heredados unos florones pregúntale a tu madre o mejor a tu abuela, seguro obtendrás algunos.

A continuación, te indicamos los ingredientes y te damos el paso a paso para elaborar una deliciosa tentación, los florones castellanos. Eso sí,  disfruta lo dulce de la vida con equilibrio.

Florones Castellanos, deliciosa tentación

La cantidad de ingredientes de esta receta rinde para 10 porciones. Si requieres obtener mayor cantidad de florones, redobla las porciones y listo.

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 175g de harina de trigo
  • 300ml de leche entera
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar blanca
  • Semillas de anís molidas
  • Ralladura de 1 naranja o limón
  • 1 chorrillo de aguardiente o cualquier licor (Esto es opcional)
  • Suficiente aceite para freír

Preparación 

Florones

  • Coloca en el vaso de la batidora o del thermomix todos los ingredientes.
  • Procesa todo hasta obtener una masa fina y muy bien integrada.
  • Vierte la masa en un bol ancho.
  • En un sartén hondo agrega suficiente aceite para freír, calienta a fuego medio y cuando este caliente introduce con una pinza el molde florón. Cuando comience a humear el aceite saca el molde y lo introduces en la masa. Procura dejar unos 2 milímetros del borde del molde sin masa para que el florón se despegue al freírlo y no se rompa al tratar  de despegarlo del molde.
  • Habiendo untado de masa el molde florón introdúcelo de inmediato en el aceite, mueve con cuidado y delicadeza el molde de arriba hacia abajo dentro del aceite hasta que la galleta se desprenda. Sumérgela en el aceite hasta dorar.  Separa la galleta con una espumadera y que luego la coloques en un  papel que sea absorbente y así puedas eliminar excesos de grasa.
  • Continúa el proceso hasta finalizar toda la masa, repitiendo todo el método desde el principio calendando en el aceite el molde florón antes de introducirlo en la masa.
  • Finalizada la elaboración de todos los florones castellanos, espolvorea con azúcar y a disfrutar de estas deliciosas galletas con nostalgia de antaño.

Seguro repetirás más de una vez esta dulce preparación. Y mínimo los chicos de ahora habrán  compartido en familia la elaboración de estas ricas y populares galletas de gran tradición culinaria que traemos al presente

Si te sobran algunos florones castellanos evita guardarlos más de 2 días porque se dañan.

 

 

 

 

Florones Castellanos, deliciosa tentación
3 (60%) 2 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here