cigarros electrónicos

Innovación tecnológica en la salud: así son los nuevos cigarros electrónicos

En España, el consumo de tabaco sigue siendo muy elevado. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 30,3% de la población es fumadora. Es en este contexto, el cigarrillo electrónico siempre se ha presentado como un gran aliado para dejar de fumar y ahora, con los últimos avances de este producto, se han convertido en el tratamiento preferido por muchos fumadores.

Usabilidad y autonomía

Una de las principales mejoras la encontramos en los liquidos del cigarrillo electronico, que han mejorado su sabor y han ampliado su gama. Pero este no es el único aspecto que valoran los vapeadores, ya que la usabilidad y la autonomía de este producto ha cambiado radicalmente en los últimos años.

Algunos de estos avances son que los dispositivos electrónicos tipo MOD  ahora permiten regular el voltaje tanto de forma manual como automática y que los claromizadores vienen acompañados de pantallas LCD y menús configurables que permiten ajustar la resistencia, el stand by y hasta cambiar el fondo de pantalla.

El desarrollo de la batería también ha sido notable. El aumento de la autonomía, que permite pasar un día sin recarga, permite salir de casa sin el molesto cargador; y aún en caso de necesitarlo, es suficiente con un cable USB.

Todas estas características, que dan más popularidad a este producto, nos acercan  a otros países de Europa, donde el consumo de cigarros electrónicos está mucho más extendido que en España.

Recordamos que la principal característica de los e-cigarrillos es que permiten reducir de manera gradual el nivel de nicotina hasta el punto de poder vapear sin rastro alguno de esta sustancia y sin sentir ningún tipo de abstinencia. Si a esto le sumamos la comodidad de haber reducido su tamaño y su peso, vemos como poco a poco, cada vez es más normal ver el uso en la calle de cigarrillos electrónicos de personas que confían en la efectividad de esos dispositivos para dejar el tabaco de manera definitiva.


Deja un comentario