Los colores despiertan emociones y por ende, es importante que tomemos en cuenta lo que queremos sentir al entrar en determinados espacios. Para  saber cómo elegir los mejores colores para decorar interiores, debemos hacer un pequeño ejercicio antes de empezar a pintar nuestras paredes; ¿qué voy a hacer en esta habitación? Y ¿qué quiero sentir al entrar en esta habitación? Las respuestas a estas preguntas nos ayudarán a elegir el mejor color.

En este artículo haremos un repaso por cada habitación de la casa e intentaremos hacer el ejercicio. ¡Comencemos!

Escoge los Colores para Decorar Interiores

Dormitorio

Lo primero que debemos hacer es pensar qué haremos en este espacio; por obvias razones, nuestro dormitorio será para descansar; por tanto, los colores que usemos deben facilitarnos un sentimiento de descanso. Algunos de los colores a usar  son los colores con tonos atenuados; por ejemplo, el azul grisáceo con blanco le ira muy bien a tu habitación.

Por otro lado, para la habitación de una chica suelen usarse los tonos rosa, con una acentuación de un tono más vivo como el fucsia, pero en solo una de las paredes o algunos detalles; esto le dará un tonalidad cálida y dulce a la habitación; y al apagar las luces no tendrá tanta luminosidad, permitiéndole descansar.

Si tienes intensiones de trabajar en tu habitación, te recomiendo cualquier tono pastel pero que no sea muy brillante y solo en esa pared donde estarás trabajado. Sin embargo, lo más recomendable es que dejemos esas actividades  laborales para el siguiente espacio del que hablaremos.

Sala de Estudio o de Trabajo

Si somos de los que trabajamos desde casa, seguro tenemos esa habitación, donde necesitamos concentrarnos en lo que hacemos, pero que al mismo tiempo nos inspire y nos de energía extra para seguir.

Lo primero que debemos tener en cuenta, es lo grande del espacio que vamos a pintar. En el caso de tratarse de una oficina pequeña, tendremos que escoger colores o decoraciones que den la sensación de amplitud.

En este sentido, haremos igualmente el ejercicio que acordamos al principio; ya dijimos que en este espacio trabajaremos, respondiendo a qué haríamos; pero, ¿sobre lo que queremos sentir?, ¿en qué pensamos?; Por ejemplo, un desarrollador de videojuegos no toma su inspiración como lo haría un abogado o un escritor.

Si eres de creación de contenidos o todo el espectro de la creativa, te benefician los tonos amarillos, rojos, blancos y naranjas. Por otro lado, si tu trabajo es del tipo de oficina, de gestión, administración y todo el espectro de uso lógico de tu mente, te vendría bien usar tonos azules, grises y blancos, colores por excelencia que representan la seriedad y la formalidad en el trato, donde se necesita que quienes estén allí, mantengan en control el estrés y las emociones.

Comedor

En el caso del comedor queremos sentir tranquilidad, familiaridad, armonía y ese sentimiento que nos permita fraternizar con el de al lado, tanto que no queramos pararnos de la mesa. Para lograrlo, debemos hacer lo posible por armonizar el mobiliario y el estilo de ambientación que tenemos en casa.

En el caso de tener mobiliario predominante con tonos de madera, le iría muy bien al comedor que lo pintaras con colores oscuros, bien combinados con blanco, con marrones y beige.

Si tienes un estilo más vanguardista en tus muebles y ya son estos oscuros, trata de usar en las paredes colores claros apastelados, como el marfil, verde arenoso, rosa suave y varios tonos de blancos.

Los colores nos infunden innumerables sensaciones, depende de nosotros aplicar el correcto para cada habitación y circunstancia. Ahora dinos, ¿tienes otros colores para decorar interiores que quieras aplicar en alguna habitación? Deja  tu comentario y te daremos una mano.

Valora este contenido

1 Comentario

  1. Hola quisiera un buena opción de colores a usar para una habitación compartida niño y niña que me recomienda necesito mucho su comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here