¿Cuántas veces hemos escuchado que los perros no pueden comer pescado? Las opiniones sobre este tema tienen dos bandos. Por un lado, están los que defienden a toda costa los beneficios de incluir en la dieta de las mascotas el pescado; y por el otro, los que esgrimen diversos argumentos para no incluirlos. Ante esta división, investiguemos más a fondo este tema y comprobemos si los perros pueden comer pescado. Continúa leyendo y lo sabrás.

Como la alimentación adecuada de nuestras mascotas es algo que siempre queremos garantizar, es normal que seamos precavidos a la hora de alimentar a nuestros perros. Por eso, queremos darte a conocer los beneficios y también las desventajas de incluir en la dieta de tu perro el pescado. Sigue leyendo y despeja muchas de tus dudas sobre el tema; seguro que con esta información podrás tomar decisiones acertadas sobre este alimento.

¿Mi perro puede comer pescado?

A continuación, enumeramos algunos beneficios que se obtienen al incluir pescado en la dieta de los perros. Analiza la información y decide con conocimiento.

Es un mito que los perros no puedan comer pescado, pues el bajo contenido de grasas saturadas que aporta el pescado lo convierte en un gran aliado al momento de brindar una buena alimentación a tu perro. El pescado hace un valioso aporte de omega3, que favorece la buena salud de las coyunturas y los huesos de tu perro. Este beneficio es muy favorable, sobre todo a las razas de perros que por genética tienden a desarrollar artritis u osteoporosis

Además, si tu perro está obeso, una dieta que incluya pescados como salmón o sardinas le ayudará a bajar de peso; pero cuida que su preparación no sea frita. Ahora bien, si tu perro es de edad avanzada, incluir en su nutrición pescado le ayudará a obtener la energía y fortaleza que tu can necesita en esa etapa de su vida. Incluso el pescado contiene propiedades antioxidantes y desinflamatorias, que favorecen la recuperación de tu perro si tiene problemas de la piel.

¿Con qué frecuencia?

Tu perro no debe comer con demasiada constancia pescado, ya que el exceso de pescado puede generar problemas en su salud. Esto es así, porque el pescado en un alimento que no aporta vitamina A, un nutriente vital que tu perro debe ingerir con mucha frecuencia. Así mismo, los perros no deben ingerir pescado cuya presentación sea en salmuera o ahumados, pues esto les traería infinitos problemas de salud.

Si en algún momento alimentas a tu perro con pescado, debes saber que es mejor dárselo semicrudo y lo más fresco posible, para no afectar su salud. A la par, si al incluir ocasionalmente pescado en la dieta de tu can observas que comienza a sufrir de alergias, elimina el pescado de su dieta de inmediato.

Teniendo en cuenta los muchos beneficios del pescado, puedes incluirlo ocasionalmente en la dieta de tu perro junto con otros alimentos; y así garantizarás una buena nutrición para tu fiel amigo. Por otro lado, debes cocinar el pescado antes de ser ingerido por tu perro. Y la mejor forma de cocinar el pescado que darás a tu perro es a fuego bajo, a la plancha o asado y que quede semi crudo; luego retira todas las espinas.

De forma más ocasional puedes incluir en la dieta de tu perro pescado enlatado, prefiriendo el que se presenta en forma natural o en aceite, preferiblemente de oliva. Esperamos que muchas de tus dudas hayan sido aclaradas con este tema y que la información te ayude a ser equilibrada con la alimentación de tu animal favorito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here