Motivos por los que escoger el DIU como método anticonceptivo

La Sociedad Española de Contracepción (SEC) asegura que casi el 90 por ciento de las mujeres de España de entre 15 y 49 años mantienen relaciones sexuales, y que más del 75 por ciento utiliza métodos anticonceptivos. Y, pese a todo, lo cierto es que cada vez también encontramos más casos de mujeres de a partir de 40 años que acuden a clínicas especializadas para hacerse una fecundación in vitro en Barcelona, Madrid y otras grandes ciudades españolas.

Sin embargo, y volviendo a los métodos anticonceptivos, recoge la SEC que los más utilizados son el preservativo, con casi un 30 por ciento de los casis, y la píldora, con casi un 20. Pero sólo un 3’5 por ciento recurre al Dispositivo Intrauterino, más conocido por sus siglas: DIU. Se trata de un sistema mediante el cual se coloca una pieza de plástico en el útero que impide el anidamiento del óvulo fecundado, y que suele tener más fama entre las mujeres de a partir de 35 años.

La Unidad de Ginecología de Policlínica Barcelona nos ha indicado las ventajas principales por las que escoger el DIU como método anticonceptivo:

Gran eficacia anticonceptiva

Menos de una de cada cien mujeres que lo utilizan se quedan embarazadas cada año. Su gran eficacia se debe a que no hay posibilidad de un uso incorrecto o de olvido.

Alta duración

El uso del DIU se puede prolongar entre tres y cinco años dependiendo del modelo que se utilice –hormonal o de cobre-. Así, también presenta un coste económico bajo en relación al tiempo que permanece “en funcionamiento”.

Apenas tiene efectos secundarios

Mientras que la píldora tiene efectos hormonales claros, el DIU hormonal tan sólo reduce la cantidad y el dolor menstrual, por lo que, incluso, es recomendable para mujeres con sangrado menstrual excesivo y doloroso.

Se adapta con facilidad

Es colocado por un ginecólogo en el útero, quien también tendrá que revisar regularmente que no se haya movido. Aparte de esto, no es necesario que la mujer que lo lleva esté atenta a nada más que a las revisiones programadas.

No reduce la fertilidad

Una vez se retira, las posibilidades de conseguir un embarazo son las mismas que las previas a su utilización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *