La planta de orégano es muy conocida por sus efectos positivos sobre la salud, la menstruación y  por sus muchas otras propiedades medicinales. Por miles de años se ha usado el orégano como planta medicinal, pues en ella se encuentran elementos antiinflamatorios, calmantes, expectorantes y digestivos; por eso es usado naturalmente para mejorar diversos problemas de salud.

Conoce las propiedades del Orégano

Beneficios del Orégano

¿Para qué puede servirnos el orégano como planta medicinal? Es interesante que una infusión de orégano pueda ayudar a calmar los dolores de cabeza; es excelente para eliminar la retención de líquido en nuestro cuerpo; también ayuda a que la menstruación descienda rápido y combate los estados de ánimo irritables, síntomas recurrentes en muchas mujeres durante los días de la menstruación.

Por ser el orégano una planta con propiedades antiinflamatorias, es excelente para regular el aparato circulatorio. La planta de orégano contiene naringenina, un flavonoide que contribuye a tener una mejor circulación; además,  favorece el riego sanguíneo del cerebro y mejora la memoria. El orégano es un estimulante del sistema digestivo y es beneficioso cuando hay pérdida del apetito, digestión lenta o flatulencias.

La planta de orégano contiene además timol, que ayuda a calmar los espasmos intestinales y los dolores estomacales. El consumo de la planta de orégano ayuda a  bajar los niveles altos de colesterol; favorece el control de la obesidad, regula la glucemia en diabéticos;  previene cáncer de colon y su alto contenido de vitamina A  evita las enfermedades oculares y mejora la apariencia de la piel.

Otras Propiedades Medicinales de la Planta de Orégano

Presenta muchos otros beneficios para nuestra salud. Si con regularidad consumimos la planta de orégano ya sea en infusión, té o como especia al sazonar nuestros alimentos, estaremos aportando a nuestro organismo antioxidantes, omega 3, hierro, calcio, potasio, magnesio, cobre, vitaminas B6, C, E, K y tiamina, vitales para una excelente salud.

El orégano contiene un antioxidante natural que aumenta nuestras defensas y bloquea los radicales libres responsables del envejecimiento; actúa como estrogénico ayudando a prevenir el cáncer.  Adicionalmente, el aceite extraído de la planta de orégano, si se usa apropiadamente, protege contra virus y bacterias, también es muy útil para prevenir o aliviar los síntomas del resfriado.

Es un excelente antiséptico y diurético que ayuda a eliminar toxinas al depurar el organismo; es recomendado para mejorar los trastornos del sueño, eliminar el insomnio, el estrés y el cansancio, pues es relajante y sedante. Su consumo alivia dolores articulares, musculares, artritis, ciática, golpes y dolores reumáticos.

Cómo Preparar un Té de Orégano

Para preparar un té de la planta de orégano necesitamos:

  • Dos cucharadas de hojas frescas o secas de la planta de orégano.
  • Un litro de agua.
  • Una olla.

Se comienza calentando el agua en la olla hasta que hierva y se agregan las hojas de orégano previamente lavadas; deja hirviendo durante un minuto. Se retira del fuego y se deja reposar cinco minutos, puedes agregarle miel y consumir frío o caliente, según tu gusto. Incorpora el consumo de la planta de orégano a tu rutina diaria y disfruta de todos sus beneficios.

Contraindicaciones

Es muy necesario indicar que si bien es cierto que la planta de orégano es muy beneficiosa,  existen efectos secundarios y contraindicaciones a tomar en cuenta, aunque muy ligeros y poco tóxicos. Las embarazadas o en período de lactancia deben moderar su consumo; también los niños, porque su concentración elevada puede provocar reacciones desfavorables. Lo más aconsejable es consultar con un especialista antes de ingerir diariamente la planta de orégano ya sea en infusión, te ó por vía tópica.

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here