Pasan tendencias y la madera nunca deja de estar presente por su belleza y versatilidad. Una alternativa que cada vez gana más adeptos, cuando se trata de diseñar las estancias, es colocar pisos de madera por ser un material resistente y que conecta con lo natural. Su vistosidad y elegancia serán protagonistas siempre que se cumpla con el mantenimiento adecuado, el cual debe dejarse en manos de profesionales.

Un material que siempre va a ser un clásico en la decoración es la madera por ser hermosa, funcional y duradera, además de aportar a los espacios vistosidad,  elegancia, personalidad y darles la cualidad de acogedores.

Mientras diversos estilos decorativos se imponen año tras año, la madera siempre sigue vigente formando parte de todas las tendencias. Es muy valorado por diseñadores, decoradores y propietarios de inmuebles el hecho de que la madera es un material que conecta con la naturaleza y proporciona calor a las estancias, además, tiene esa dualidad de ser funcional y decorativa, que la convierte en ideal.

La tendencia “todo en madera” cobra cada vez más vigencia, por lo que es habitual toparse con diseños de interiores en los que el piso, paredes y techo sean de este material, así como revestimientos, muebles y elementos decorativos.

De igual manera, una tendencia bastante vanguardista es la de colocar pisos de madera de diferentes tonos, con lo cual se logra un elemento exclusivo, hermoso y con muchas más ventajas. 

En México son muy demandados en la actualidad, los pisos de madera de tzalam por sus características particulares. Es un material de color rojizo, con variedad de tonos que gustan mucho a las personas, además de ser grueso y denso, lo que hace que sea muy resistente.

Son muchos los beneficios

Ventajas de decantarse por los pisos de madera son muchas. En primer lugar son muy versátiles, ya que se adaptan perfectamente a todos los estilos decorativos para hogares y oficinas, así como se pueden armonizar con cualquier tipo de muebles y colores que se hayan seleccionado para las paredes.

Muchas personas lo escogen por el aspecto natural que le da a los espacios, el cual se corresponde con estilos rústicos y campestres que se repiten en las tendencias. Además, aportan una muy buena estética al tener diversos tonos de marrón contrastados que generan texturas y colores únicos. También resulta ventajoso el hecho de que la madera es un material aislante, es decir, no es sensible a los cambios de temperatura, tampoco absorben alérgenos como polvo, suciedad o polen.

Los pisos llevan el “látigo del maltrato”, ya que son los que reciben pisadas constantemente y están expuestos a la acción del tránsito constante de personas y traslado de objetos de un lugar a otro. La madera es un material con una alta durabilidad, es bastante resistente a los envites del día a día.

Algunos tips decorativos a tener en cuenta

Es importante tener en cuenta algunos tips cuando se ha decidido tener piso de madera en las estancias. Un consejo es no escoger tonos demasiado oscuros porque éstos harán notar más el polvo.

Otro consejo es no tener sólo el piso de madera en la estancia, sino escoger otro elemento en este material para contrastar que tenga un tono similar, puede ser una mesa, cortinas u otros.

No es recomendable recargar un ambiente que tenga este piso con demasiados objetos ya que lo “matará” completamente, en estos casos, vale mucho la premisa de “menos es más”.

Mantenimiento oportuno y adecuado

Para que todas las ventajas que tiene este tipo de pisos se cumplan, un aspecto primordial es el mantenimiento, el cual debe ser realizado con mucho tino, ya que tiene sus técnicas. Con un buen trabajo de pulido de pisos de madera, además del barnizado, se logra limpiar, renovar, abrillantar y embellecer cualquier tipo de estos pisos de manera eficiente, ya sea en interiores o exteriores.

Bajo ninguna circunstancia se puede dejar de pasar más de dos años para pulir y barnizar los pisos de madera para renovarlos y mejorar su apariencia. El trabajo obligatoriamente debe dejarse en manos de profesionales, sólo así se tiene la certeza de que habrá óptimos resultados.

Un buen pulido pasa por realizar una limpieza exhaustiva de la superficie en la que se vaya a trabajar como primer paso. Lo que sigue es realizar un proceso de lijado lineal o desbastado, para el cual se necesitan lijas media y gruesa, así como una pulidora de rodillo. Los rayones se eliminan con lija fina, pasándola suavemente hasta que éstos no sean sensibles al tacto.

El paso siguiente es colocar sellador para preparar la madera para el barniz, y a su vez, protegerla. Por su parte, el barniz se aplica con una brocha fina, obteniendo el acabado que se prefiera, el cual puede ser mate, semimate o brillante.

Existen empresas en México con gran trayectoria que brindan los servicios de pulido y barnizado de pisos con gran calidad, al contar con pulidores expertos y profesionales para reparar, renovar, pulir y barnizar o encerar los pisos de madera. 

Una de éstas es ACME, empresa con años de experiencia que cuenta con personal y equipos adecuados para cada área de trabajo, entre los que están las lijadoras de rodillo industrial, de banda para orilla y la orbital para detallar superficies muy pequeñas.

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here