Océanos llenos de basura, río repletos de desperdicios y aceite, ciudades con bruma tóxica, montañas de basura en las ciudades… y la lista no termina. Razones de sobra hay para reciclar, pero aún así algunos aún se preguntan: ¿Por qué es importante el reciclaje?

Para responder a esta pregunta, antes tenemos que analizar en qué tipo de sociedad vivimos, cuál es la actitud mental que tenemos, cuál es la actitud mental deseable a desarrollar  y finalmente las razones o el por qué es importante reciclar.

La sociedad en que vivimos

Somos una sociedad de productos desechables. Por  un ejemplo: el té, el café, los refrescos, los batidos y las hamburguesas que se compran para llevar en los establecimientos de comida rápida se sirven en vasos y bandejitas desechables. También hay cuchillos, tenedores y cucharas de plástico que son de un solo uso. La cantidad y variedad de artículos desechables no tiene fin.

¿Y qué decir de las botellas, bolsas y zapatos de plástico? La era de los ordenadores —que arrojan miles de millones de hojas de papel— alimenta una enorme montaña de papel de dimensiones descomunales.

Cada año se vierten millones de pañales desechables, con millones de toneladas de excremento y orina en los basureros. Este  es un ejemplo perfecto que demuestra que usar un producto desechable es más caro que uno reutilizable; además resulta muy peligroso para el medio ambiente y también  agota recursos que no son renovables.

Por qué es importante el reciclaje

Debemos examinar nuestras costumbres y ver si tenemos la disposición a realizar un cambio; pues permanecer  indiferentes ante el grave problema de la eliminación de la basura y los factores que lo favorecen, revela falta de sensibilidad ante los hábitos de esta sociedad generadora de productos desechables.

¿Cuántas incomodidades estamos dispuestos a tolerar para aliviar un poco el problema de la basura, cada vez más grave? ¿Están los padres dispuestos a aguantar las incomodidades de lavar los pañales del bebé? Para muchos, un mundo sin pañales desechables es inconcebible.

¿Queremos vernos enterrados vivos en nuestra propia basura? Entonces es necesario que cambiemos nuestras costumbres. Se ha escrito que solo hay cuatro formas de ocuparse de la basura: “Enterrarla, quemarla, reciclarla o… comenzar a no producir tanta”. Queremos apostar por reciclar o no producir tanta basura.

Se calcula que más del 75% de los residuos sólidos urbanos se pueden reciclar.  Y te daremos varias razones que nos indican el por qué es importante reciclar:

  • El reciclaje de basura orgánica podría proporcionar “15 millones de toneladas de fertilizantes orgánicos”; esto reduciría el elevado coste de producción de fertilizantes químicos. ¿Qué tal si aprovechamos el desecho del café y conchas vegetales para preparar compost?
  • Cada tonelada de papel que se recicla salva 17 árboles y ahorra unos 50 metros cúbicos de espacio terraplenado del vertedero cada mes. ¿Por qué no usar las hojas por ambos lados y luego venderlas a empresas que las reciclan?
  • El reciclaje de caucho y mezclarlo con asfalto puede usarse para renovar la superficie de las carreteras.
  • Reparar bombillas ahorradoras supone evitar el peligro que encierra el lanzarlas a la basura.
  • Reusar el agua vertida de las lavadoras de ropa para limpiar los pisos supone ahorrar el agua, tan necesaria para el consumo humano.
  • Usar pañales de tela o ecológicos salva árboles, reduce la producción de plástico, de fragancias sintéticas y productos químicos. Esto reduce el impacto ambiental y cuidas mejor la piel del bebé.

Te dimos unas pocas razones que demuestran el por qué es importante reciclar. Así que comienza por tu casa, tu vecindario, tu sitio de trabajo: busca formas de reciclar y reusar. El planeta te lo agradecerá.

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here