El aceite de onagra, se obtiene de las semillas de la planta de onagra o prímula, cuyo nombre científico es Oenothera biennis y Oenothera lamarkiana; siendo su origen de América del norte. Esta planta crece de manera silvestre en las adyacencias de caminos y vías.

¿Cómo es la planta de onagra?

La planta de onagra, crece hasta un metro aproximadamente, sus hojas son de color verde y la forma de sus bordes es dentada; siendo sus flores de color amarillo. Estas florecen dos veces al año (junio y septiembre).

El fruto de la planta de onagra es en forma de cápsula; y posee muchísimas semillas pequeñas, de las cuales es que se extrae el aceite de onagra, a través de un proceso de presión en frío; logrando obtenerse el aceite, con grandes propiedades. Este se caracteriza principalmente por contener unos ácidos grasos esenciales que son: el ácido linoleico y el gamma- linolenico.

Estos ácidos no se producen en el organismo, sino que se obtienen de ciertos alimentos; tales como los frutos secos y semillas, aceite de girasol, aguacate, ciertos lácteos, entre otros. De igual modo, estos aceites grasos esenciales son valiosos para el cuerpo; pues están vinculados al adecuado funcionamiento de las células del organismo, así como del sistema nervioso, circulatorio y hormonal.

Por otro lado, de estos ácidos grasos se forman ciertas sustancias (prostaglandinas, tromboxanos, leucotrienos e hidroxiácidos) que se activan para proteger en circunstancias los procesos de coagulación y otros vitales del organismo.

No obstante, si no se incluyen en la dieta diaria estos ácidos esenciales, el organismo esta en riesgo de padecer enfermedades a nivel circulatorio, inmunológicas, de la piel, hormonales y del sistema nervioso; entre otras. Esto debido a que se ven afectadas sus funciones a este nivel, de allí una de las ventajas que brinda el ingerir el aceite de onagra.

Aceite de onagra

Aceite de onagra: usos y beneficios

El aceite de onagra generalmente se consume en forma de pastillas, comprimidos, perlas o cápsulas; que podrían también contener vitamina para prevenir que este se oxide. También se puede usar este aceite mezclado con jugos o tés. Incluso hay productos cosméticos, como lociones o cremas que contienen el aceite de onagra, para usarse sobre la piel.

Dentro de las propiedades que se le confieren al aceite de onagra, este contiene: vitamina C, ciertos minerales (fosforo, magnesio, calcio, hierro, zinc, entre otros), aminoácidos y los ácidos: aspártico, esteárico, palmítico, elagico y cafeico; adicional del gamma- linolenico y linoleico. Lo cual, resulta muy favorable para la salud al consumirse.

Otro de los beneficios que posee el consumir aceite de onagra, es para nosotras las mujeres; puesto que ayuda en el alivio de las incomodidades menstruales y de la menopausia; al igual que contribuye a reducir quistes mamarios en etapa temprana, así como en la endometriosis uterina.

De la misma manera, su uso favorece notablemente el alivio de afecciones prostáticas en el hombre; actúa de modo positivo en afecciones de la piel, tales como: la psoriasis, acné, eccema, entre etcétera. Así mismo, ayuda a fortalecer las uñas y el cabello.

Contribuye también a normalizar los niveles de colesterol; protegiendo al organismo de afecciones cardiacas e hipertensión. Por otro lado, mejora los síntomas ocasionados por enfermedades reumáticas, como artritis y/o artrosis; además de favorecer un óptimo desempeño en el sistema inmunológico.

Manteniendo activas las defensas del cuerpo, resultando muy conveniente para evitar enfermedades. Puede ser usado en afecciones del sistema nervioso y ciertas enfermedades mentales; además, de contribuir a mejorar la conducta en niños con trastorno de hiperactividad.

Sin embargo, a pesar de ser un producto natural, el especialista sugerirá cómo tomarlo y la dosis adecuada según las necesidades de la persona.

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here