Si nunca has escuchado este término o sabes poco sobre el mismo, sigue leyendo y conoce qué es una albacea y algunas de sus funciones. La albacea es una figura jurídica y se relaciona más de lo que creemos con momentos específicos de nuestra vida. El termino albacea significa encargado del testamento. Una albacea es el representante de la persona que elabora su testamento, es quien debe hacer cumplir su última voluntad, administrar y proteger sus bienes.

Una albacea también puede ser nombrado por los herederos o un juez. Cuándo alguien es indicado en el testamento para este cargo, se conoce como albacea testamentario; y en caso de ser nombrado por un juez se le denomina albacea dativo. Además, existen otros tipos de albacea indispensables en diversas situaciones relacionadas con la liquidación de patrimonios. Ser albacea no es algo que deba tomarse a la ligera, menos si de por medio existen amistades de años, muchos bienes e hijos.

A continuación detallaremos algunas de las cuestiones implicadas en la responsabilidad que tiene una albacea; y así te ayudaremos a decidir con pleno conocimiento de causa, si deseas o puedes asumir en algún momento requerido esa función en la vida de algún amigo o ser querido. Continúa analizando con detalle qué es una albacea con la información que abajo detallamos para ti.

Qué cosas necesitas para ser una buena albacea

El que alguien te pida ser su albacea es una gran muestra de confianza hacia ti, demuestra que esa persona valora cualidades que ha visto en ti como honradez, compromiso, organización, responsabilidad, paciencia, otras. Lo primero que necesitas pensar si alguien desea que seas lo ayudes con esto es si tienes tiempo para ello. Llevar a buen término los asuntos financieros y la liquidación del patrimonio de un familiar o un amigo requiere de mucho tiempo, comunicación y organización.

Muchas veces necesitarás orientación y asesoría jurídica sobre el tema, revisar documentos de propiedad, verificar diversas informaciones, pagos e impuestos relacionados con los bienes del patrimonio a liquidar. Deberás obtener información financiera de bancos y empresas aseguradoras. Seguro deberás clasificar y valorar muchos muebles e inmuebles del fallecido, hacer llamadas y recibirlas. Y algo muy importante es que debes ser imparcial con todos los implicados.

Qué habilidades se necesitan para ser una albacea

Si conoces con certeza los saldos de tus cuentas, si son pocas tus dificultades financieras, si eres detallista, ordenado, perseverante e investigativo; si mantienes en orden tu información financiera, entonces podrías llevar este puesto de manera excelente. Muchas veces la responsabilidad de ser una albacea comienza por ser una persona diligente, inquisitiva y muy pero muy paciente. Todas estas cualidades te permitirán ejecutar con esmero, diligencia y éxito la labor de ser albacea.

Cómo mantener un clima de paz y confianza al asumir este cargo

Lo más importante para una albacea debe ser esmerarse por cumplir la última voluntad del testador; y para eso necesitas generar y mantener un clima y relaciones de paz y confianza con los familiares del fallecido. Esto lo puedes lograr si mantienes las líneas de comunicación abierta con los todos los implicados en la liquidación del patrimonio; si ordenas las cuestiones abiertamente, si explicas con claridad cuánto dinero se está administrando y qué cosas ocurren en el proceso.

Mientras más información organizada, lógica, coherente y honrada des sobre las gestiones que haces, más relajados y confiados se sentirán los herederos del testador, y tu labor contará con su apoyo y aprobación.

Qué conocimiento específico debe tener una albacea

Para asumir este cargo debes conocer muy bien las leyes específicas que rigen la materia y los cronogramas de las fechas fijadas para cumplir los deberes contraídos. También informarte de las consecuencias que podrían afectarte directamente de no cumplir dichas obligaciones y plazos.

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here