El cremor tártaro o aditivo E-334 como también se le conoce, es un polvo blanco que no tiene un sabor específico; su nombre científico es bitartrato potásico, quien lo identificó por primera vez fue el sueco Carl Wilhelm Scheele. Se le puede encontrar naturalmente en muchas plantas; veremos algunos de los usos que se le pueden atribuir a este producto.

¿En qué puede utilizarse el cremor tártaro?

Aunque no hayas escuchado este nombre con tanta frecuencia o lo conozcas con otros nombres comerciales; el cremor tártaro es utilizado con varios fines, como los siguientes:

  • Se emplea en la elaboración de productos farmacéuticos y en la industria química.
  • En la industria vinícola se utiliza para controlar y regular la acidez del vino.
  • En casa, puedes combinarlo con un poco de vinagre o limón y funciona como un excelente limpiador.
  • También sirve para limpiar cualquier objeto que sea elaborado en aluminio y cobre.

En la industria culinaria

Se podría decir que el cremor tártaro tiene su principal uso en la industria culinaria, principalmente a nivel de repostería. Estos son algunos de sus usos:

  • Como un conservante natural y acidificante.
  • Si añades un poco de cremor tártaro en las verduras al hervirlas, no perderán su color.
  • Se utiliza en la elaboración de bebidas gaseosas.
  • También se emplea en la elaboración de caramelos, confetis, goma de mascar, mermeladas, jarabes, almíbares, salsas, sopas deshidratadas y en dulces en general.
  • Para elaborar edulcorantes.

Pero el principal uso del cremor tártaro ha sido en la repostería, te contamos como.

Repostería con cremor tártaro

El cremor tártaro es fundamental para la elaboración de levadura; tú puedes prepararlo en la comodidad de tu casa y de una forma muy sencilla; mezclando 1 cucharada de bicarbonato de sodio, ½ cucharadita de cremor tártaro y ¼ cucharadita de maicena o almidón de maíz a fin de que no se apelmace. Este es el truco ideal que todos necesitamos en la cocina y así podrás preparar deliciosos bizcochos, panes, galletas y un sinfín de recetas.

También es ideal y un gran aliado en la elaboración de merengues, glaseados y soufflés; ya que logran estabilizar las claras de huevo, aumenta su volumen y su nivel de tolerancia al calor. También se emplea en la nata para darle firmeza al momento de montarla. Para que tengas una referencia de la medida para estos casos mencionados; la proporción es 1/8 de cremor tártaro por cada clara de huevo.

Otro uso que se le da, es para aumentar el volumen de una masa; si lo mezclas con bicarbonato sódico, funciona como un impulsor químico, ideal para las panaderías. También se emplea para evitar la cristalización del azúcar y desde allí poder fabricar el fondant; muy utilizado en la pastelería para crear diseños increíbles y originales.

¿Dónde comprar el cremor tártaro?

Anteriormente solo estaba disponible en farmacias y en otros sitios de producción química; sin embargo, en la actualidad se ha hecho más comercial; puedes conseguirlo en tiendas de confitería y super mercados. Algunos de estos lugares lo venden por peso, mientras que en otros ya se disfruta de diferentes presentaciones como envases pequeños; también existe una variedad de marcas, que incluso agregan algunas indicaciones y la proporción de su uso en la receta a realizar.

El cremor tártaro caduca normalmente al año; teniendo en cuenta que al utilizarlo en diversas recetas solo se requiere cantidades mínimas; lo ideal es que no adquieras presentaciones muy grandes, ya que luego las perderás. Teniendo presente estas sugerencias, te animamos a utilizar el producto y lograr presentar diversas recetas como toda una profesional.

Cremor tártaro

Valora este contenido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here