Leches limpiadoras, aguas micelares, cremas exfoliantes, tónicos faciales, mascarillas renovadoras o nutritivas, cremas humectantes o hidratantes y otros.  Seguramente te surge más de una interrogante aunque tengas tiempo cuidando tu salud facial. Y es que existen miles de productos de belleza y la vida es tan agitada que buscamos salidas mágicas y rápidas, pero con la salud nada de jugar. Por eso hoy te indicamos qué son las leches limpiadoras y para qué sirve.

Las leches limpiadoras son cosméticos para el cuidado facial, también para el corporal –desmaquillantes corporales- simplemente que las más nombradas son las leches limpiadoras faciales. Son productos esenciales para las personas que se maquillan a diario y para las que lo hacen ocasionalmente. El uso de las leches limpiadoras faciales es un requerimiento diario ineludible para todos los tipos de pieles, pues eliminan toda la suciedad acumulada en el rostro.

Ahora, sigue leyendo y conoce qué son las leches limpiadoras y para qué sirven.

Leches limpiadoras

Qué son las leches limpiadoras y para qué sirven

Las leches limpiadoras faciales son productos cosméticos que sirven para eliminar a profundidad y completamente toda la suciedad e impurezas que a diario se acumulan en el rostro, incluyendo los restos de maquillaje. Al aplicar una leche limpiadora como el primer paso de tu rutina de limpieza facial, preparas al sistema celular de la piel de tu cutis para asimilar todos los beneficios activos, las vitaminas y las bondades que te ofrecen los siguientes pasos para el cuidado facial.

Quitar a diario toda la suciedad que se acumula en tus poros, las partículas que manchan tu piel y los agentes contaminantes es vital para tener un cutis radiante, lozano y hermoso. Para eso sirven las leches limpiadoras. Es más, una limpieza nocturna efectiva del rostro incluye como primer paso que apliques la leche limpiadora. Luego enjuaga tu rostro y aplica un tónico facial astringente si tienes piel grasa; o un tónico hidratante si la tienes normal, mixta, seca o sensible.

Por otra parte, las aguas micelares son excelente limpiadoras y tonificadoras que puedes utilizar al comenzar tu ajetreado día a día. Ya que lo requieres aclárate con agua el rostro después de aplicarla, son como un 2 en 1. Sin embargo, debes tener en cuenta que las leches limpiadoras ofrecen una limpieza más profunda que las aguas micelares; porque la leche al limpiar a fondo tu piel promueven la respiración celular profunda y eso genera un mejor nivel de oxigenación.

Así que, al comenzar tu día a día retira las impurezas que tu piel desprendió durante el descanso y la regeneración celular nocturna con agua micelar. Y en las noches antes de dormir, consiéntete y cuídate realizando una limpieza más profunda y beneficiosa con una leche limpiadora adecuada para tu tipo de piel. Luego continúa con los demás pasos de tu rutina de belleza facial. Te aseguro que en pocos días observarás una gran mejoría en tu piel.

Cómo usar la leche limpiadora

El método que te sugerimos es aplicable para cualquier tipo de piel e independientemente de la limpiadora que utilices.

Utiliza 1 disco desmaquillador o una mota de algodón impregnada en la leche limpiadora y aplícala en la piel de todo tu rostro con suavidad, firmeza y movimientos circulares. Si observas que al finalizar de pasarlo por la piel está muy sucio, repite el proceso con otro disco o mota de algodón.

Seguidamente, enjuaga tu rostro con abundante agua templada o fría. Seca suavemente con una toalla y aplica el tónico o el agua micelar. Recuerda realizar esta misma limpieza vital a diario en tu cuello y escote.

Otra sugerencia es utilizar una leche limpiadora natural y un tónico natural que sean adecuados para tu tipo de piel. Un proceso que requiere más tiempo pero que también da excelentes resultados.

Leches limpiadoras

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here