Los créditos rápidos se presentan como una modalidad de auxilio financiero al que se puede acceder de forma sencilla y con un tiempo de aprobación bastante cómodo. Si quieres saber más detalles de este método que está causando tan buen impacto en la población española, te invitamos a seguir leyendo.

 Para nadie es un secreto que hacer el presupuesto y llegar a fin de mes sin complicaciones es una virtud que tienen muy pocos. A la mayoría de nosotros los números nos juegan una mala pasada y cualquier imprevisto puede significar la caída de ese castillo de naipes que mantenemos en pie con esfuerzo.

 Pero hoy es posible hacer frente a estos escenarios a través del uso de los créditos rápidos. Estos son préstamos que realiza una empresa a una persona física por un monto determinado que se pagará en un plazo y con un recargo de ganancia para el prestamista conocido como interés.

 Es una de las metodologías más utilizadas por los bancos tradicionales, aunque estos aplican una estructura de trabajo muy compleja y que resulta hasta excluyente en determinados momentos. Para hacerle frente a esta realidad, muchas empresas se han atrevido a ofrecer los créditos rápidos.

Ventajas de los créditos rápidos

 La primera ventaja es que el período de tiempo que transcurre desde el momento que te decides a solicitarlo hasta que te lo aprueban no excede de las 72 horas, como mucho. De hecho, varias empresas son capaces de generar una respuesta positiva en apenas 24 horas.

También es relevante agregar que se trata de una alternativa muy cómoda de trabajo. Con un banco tradicional deberás ir varias veces a la oficina a revisar todo el engorroso trámite, firmar papeles, etc. en este caso podrás avanzar en toda la solicitud desde la comodidad de tu casa, con el ordenador y teniendo la posibilidad de valorar todas las opciones fácilmente hasta dar con la que mejor se adapte a tus necesidades.

Y dentro de la comodidad también entra el hecho de que no piden muchos papeles para proceder a la aprobación. Con cumplir unos requisitos mínimos como ser mayor de edad, tener DNI y una cuenta bancaria será más que suficiente en muchos casos. Los bancos generalmente piden muchos avales que se van complicando a medida que los montos solicitados son más elevados.

Cantidades y tiempos para pagar

Dentro de las ventajas, quizás lo que sea más relevante para alguien que está urgido es la cantidad de dinero que pueden solicitar. La buena noticia con respecto a este tema es que los montos son muy flexibles y se hace posible avanzar desde 50 euros hasta unos 5 mil euros en algunos casos. Es importante advertir que probablemente en un primer momento irse por lo más alto no sea lo más recomendable porque la aprobación es más complicada.

Para entender lo anterior hay que saber que las empresas que trabajan con créditos rápidos ponen mayor empeño en la capacidad de pago que demuestra una persona que en lo avales referentes al puesto que ocupa en determinada empresa y su salario. Por ello, aplican un tema de escalabilidad entre los montos.

 Ahora bien, la flexibilidad aplica igualmente al tiempo que se estipula para pagar, pudiendo elegir el rango de meses en el que se piensa que se podrá honrar la deuda, a sabiendas que cuanto más pronto se pague será mucho mejor. Pero, de cualquier modo, es conveniente saber que las posibilidades van desde 5 días hasta 36 meses.

Como última ventaja hay que considerar que existen muchas empresas en el sector dispuestas a ofrecer créditos rápidos a casi cualquiera. Para definir cuál será la mejor en tu caso, lo mejor será estudiar caso por caso y, si es posible, utilizar un comparador de créditos que sea capaz de ofrecerte un panorama mucho más claro del que te será más conveniente según tu caso particular y tomando en cuenta las condiciones personales que tengas para solicitarlo.

¿Quieres conocer las ventajas de los créditos rápidos?
5 (100%) 1 vote[s]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here