errores negocio

Si vas a abrir un negocio, no cometas estos errores

Por fin te has decidido a poner en marcha tu idea y ya estás dando los primeros pasos para abrir tu negocio. Seguro que tienes tantas ilusiones como miedo y preguntas a tus colegas del sector qué consejos pueden darte para evitar los errores que ellos también cometieron en sus inicios. En este artículo vamos a echarte una mano para que puedas comenzar tu actividad con buen pie con una serie de consejos sobre los errores que debes evitar.

1.-No cumplir con la normativa y las licencias

Cumplir con la normativa vigente es uno de los puntos más importantes, porque si tu local no cumple con los trámites pertinentes puede que lo cierren y no puedas continuar con su actividad. Este tipo de normativa variar según la ciudad y los trámites con los que debes cumplir para obtener una licencia de bar en Barcelona son requisitos diferentes a los que te exigirán en Madrid. Calcula también que estas gestiones deben hacerse con antelación y que llevan su tiempo, con una media de 28 días.

2.-Demasiada inversión al inicio

El objetivo de toda inversión es atraer beneficios y esto es algo fundamental desde el primer momento; pero no gastes todo el capital del que dispones desde el primer momento. Por muy seguro que estés que tu idea puede romper el mercado, no te lo juegues todo a una sola carta y planifica el gasto. Encuentra el equilibrio entre invertir lo necesario para que tu negocio pueda despegar y mantén lo suficiente para garantizar tu rentabilidad en caso de que las cosas no salgan según lo esperado. No te sabotees a ti mismo por tener demasiada prisa por expandirte si aún no has fijado una base sólida.

3.-Tener demasiados frentes abiertos

Tanto si es la primera vez que estas al frente de un negocio como si ya tienes experiencia pero te inicias en un sector completamente diferente, es posible que te encuentres frente a un escenario donde tu vida laboral te roba más tiempo y energía del que puedes dar. No te quemes de manera innecesaria y evita trabajar en paralelo en otro negocio. No puedes dar el todo por el todo en más de un sitio a la vez.

4.-Delegar y desentenderte del negocio

Los inicios son clave para cualquier negocio, sin excepciones. Por tanto, y a menos que cuentes con varios socios, no tengas prisa en buscar unas manos que lo gestionen y alivien por completo tu carga. Tu idea necesita que estés al frente de sus actividades diarias y en la toma de decisiones para que todo salga según tus expectativas.

Nadie dijo que emprender fuera una tarea fácil, pues necesitas, además de una visión estratégica global, conocimientos específicos de áreas muy dispares entre sí. Por esa razón, aprendiendo de los errores de otros, y no solamente escuchando sus testimonios de éxitos, podrás aprender todo lo necesario para avanzar con paso firme y seguro en tu negocio.

 


Deja un comentario