Hoy en día podrás encontrar diferentes sistemas para la fijación de tus productos, piezas y demás elementos que necesites en tu trabajo o en el servicio que prestes, así como en un ámbito más particular. Pero es cierto que uno de los productos destacados en cuanto a sistemas de fijación se refiere son los remaches ciegos. 

¿Conoces las ventajas de los remaches?

Los remaches son elementos de fijación flexibles y eficientes, para proporcionarte una unión segura de piezas de reducido espesor con remaches ciegos de la mejor calidad y material. 

Los remaches están fabricados como pasadores de metal que sirven para llevar a cabo la unión de dos piezas, consiguiéndolo en diferentes tipos materiales. Es una forma de fijación creada a partir de un cilindro conocido como vástago y que tiene una cabeza más grande en uno de sus extremos. 

Como ventaja destacada de los remaches está el hecho de que las piezas queden fijadas de forma permanente, para así aportar seguridad y robustez al elemento que se quiera fijar. Al ser remaches universales son adecuados para una amplia gama de aplicaciones, con pocos inconvenientes y muchas virtudes. 

Básicamente se trata de un sistema acreditado de fijación para todo tipo de finalidades, de tal forma que puedas colocar estos remaches ciegos en cualquier lugar, ya que tampoco se genera calor, por ende, no se deformará la pieza en cuestión.

El sistema de fijación con remaches 

El proceso de remachado es realmente sencillo y económico, teniendo en cuenta otros sistemas de unión que arrojan el mismo resultado. Por lo tanto, si buscas una unión que perdure y no tener que realizar una gran inversión, los remaches son la mejor opción, siempre y cuando los adquieras de buena calidad. 

Los remaches, asimismo, van a poder aplicarse a dos o más piezas, y no tienen por qué ser ambas del mismo material, o sea, podría ser una pieza de metal y otra de plástico y seguir aportan un resultado exitoso y férreo.

Ahora puedes disponer de remaches con diferentes tipos de cabeza y diversas combinaciones de materiales para que tengas más opciones entre las que poder escoger. O sea, tienes la posibilidad de usar piezas incluso con tratamiento superficial, además de un gran catálogo de remaches, desde los de aluminio, a los de acero inoxidable o cualquier tipo que puedas necesitar. 

Aún así, es interesante añadir que estos remaches no funcionan con piezas que sean demasiado gruesas, e incluso podría llegar a ser menos resistente que un tornillo en algunos tipos de uniones. Así como que la unión con remaches ciegos no es desmontable, esto es un factor clave a tener en cuenta. Aunque tienen más ventajas que inconvenientes como se puede comprobar. 

Uniones permanentes e ideales para diferentes fines

Estos remaches están ideados para permitir una unión definitiva y fiable de piezas. Tanto es así que se trata de un método acreditado desde hace muchísimos años, para cuestiones complejas y concretas dentro de las uniones de chapas y plásticos que tengan un reducido espesor. 

Además de esto, es necesario añadir que también son remaches impermeables, así como herméticos, por lo que podrás poner incluso en uniones de exterior o en elementos que se vean expuestos a injerencias meteorológicas. 

Además, podrás obtener el suministro de diferentes remachadoras para que seas tú mismo quien planifique toda la cadena de trabajo, partiendo de los mejores materiales, pero también de buenas herramientas.  

En otras palabras, las uniones reforzadas mediante un sistema de remaches quedarán unidas de forma permanente y esto igualmente se va a lograr gracias al uso de determinadas herramientas destinadas para ello como son las remachadoras. 

Esta herramienta se encarga de insertar y fijar todos los remaches en cuestión, de manera tal que la unión que haga sea firma y para siempre. Esto es algo ideal y seguro para diferentes fines, entre los que se podrían destacar la fabricación de todo tipo de vehículos. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here