Browse Tag

servicios

empresa de transporte

Por qué contratar una empresa de transporte

Cuando tenemos una buena idea de negocio, hemos dado con el producto adecuado, sabemos dirigirnos al público indicado y de la forma apropiada, y hacemos que nuestra idea se vuelva realidad, el siguiente paso es contactar con una buena empresa de transporte.

Piensa que, en caso de que no consigas que el producto llegue de la mejor manera posible al cliente, todo tu trabajo anterior puede haber sido en vano, por lo que habrás perdido tiempo y dinero.

La mayoría de empresas suelen plantearse si encargarse ellas mismas de las cuestiones de logística, o bien, contratar un servicio especializado y de calidad. Sin embargo, en caso de tener las manos llenas, lo ideal es contar con profesionales del sector que nos garanticen un transporte óptimo y gracias al cual nos podamos olvidar de esta serie de cuestiones para poder centrarnos al cien por cien en otras.

Al fin y al cabo, contar con una empresa de transporte te aportará numerosas ventajas, como las siguientes:

Optimizar recursos

Cuando una empresa intenta hacerse cargo del proceso logístico con tal de ahorrar en recursos y dinero, lo habitual es que, en realidad, sólo ganen problemas para alcanzar sus objetivos y que el esfuerzo les salga rentable.

Dado que las empresas suelen emplear la mayor parte de su tiempo en crear productos y en el posicionamiento de marca, la logística suele quedar en un segundo plano, y si no se está especializado en ello ni se le da la importancia suficiente, sólo traerá problemas.

Transporte como parte del producto

El servicio de transporte ofrecido se suele asociar a la calidad, por lo que es importante que el cliente quede satisfecho y continúe confiando en nosotros. Al contratar a una empresa especializada, nos garantizamos que esto ocurra como deseamos.

Fidelización gracias al buen

atencion al cliente

Qué hacer cuando no tenemos lo que pide el cliente

El trato con el público es algo de vital importancia en cualquier negocio, por lo que debemos estar atentos a sus peticiones y sus reacciones, así como a la manera de responder de los empleados. Por ejemplo, en una ferretería profesional, podemos tener una hoja de control en la que aparezca la fecha, la hora y la observación del momento en el que un cliente sale de la tienda sin haber comprado nada.

Además, cada vez que el cliente pase por la línea de caja sin compra, podemos preguntar, siempre con una sonrisa, si ha encontrado lo que deseaba. De esta manera, no sólo estaremos transmitiendo que nos preocupa dar un buen servicio, sino que conseguiremos información acerca de por qué ese cliente se ha marchado con las manos vacías.

Cuando el cliente solicita algo de lo que no disponemos, debemos anotarlo y ofrecerle conseguirlo para él. Además, de este modo, conseguiremos saber si algún empleado ha recomendado a la competencia, algo que podría ser terrible para el negocio. Este tipo de recomendaciones deben evitarse dentro de nuestra tienda, porque sería como tirar piedras sobre nuestro mismo techo.

Un cliente al que mandamos a otra tienda es un cliente perdido. Al menos, ten en cuenta que, si allí encuentra lo que busca, automáticamente, esa otra tienda tendrá mejor consideración en su escala.

Imagina, también, que entra una persona a la tienda (seguimos con el caso de la ferretería, donde acudiría un cliente a comprar pintura) y pregunta si conocemos a alguien que pueda pintar su casa. Es decir, un pintor profesional que nosotros podamos recomendar. En un caso como este, ten en cuenta que hay pintores que dejan sus tarjetas en distintas ferreterías, pero que compran sus pinturas en otra. Es algo que también hay que tener