uber del sexo

Ya está aquí el “Uber del sexo”

Has oído hablar de Peppr? Se trata de una nueva aplicación para smartphone pensada para poner en contacto directo a profesionales del sexo con sus clientes. Es la versión más actualizada del clásico burdel o club de alterne, que deja atrás incluso a las páginas de contactos de Internet. Esta App permite la interacción directa en tiempo real entre cliente y escort, de tú a tú como en Tinder o Wallapop. La diferencia: la profesionalidad. Por eso, suele compararse más con Uber.

La aplicación se ha desarrollado en Alemania, donde la prostitución es legal, y está revolucionando el concepto de comercio sexual. Sus creadores son Pia Poppenreiter y Florian Hackenberg, que diseñaron un sistema de GPS para conectar a las prostitutas con sus clientes potenciales con presencia física dentro de un radio determinado. Su funcionamiento es muy sencillo: las profesionales del sexo tienen su perfil estable en la aplicación. Los clientes, para poder verlos, han de completar un registro de perfil, para después ponerse en contacto con la escort que escojan a través del chat. Es en ese momento cuando se establecerán las condiciones del intercamio: tiempo, extras, lugar, etc.

 

¿Qué novedades introduce en el comercio sexual?

 

Peppr es una aplicación que, al estar al alcance del teléfono móvil y permitir a la escort trabajar por libre, ha captado a muchas profesionales de la industria sexual (escorts en Madrid, Barcelona, Valencia, etc) pero también a algunas mujeres que sentían curiosidad pero no se decidían a dar el paso. Peppr lo pone muy fácil: solamente hay que hacerse un perfil, que en caso de cambiar de idea puede borrarse sin más.

Hay que  recalcar que una de las novedades principales por parte de los creadores a la hora de diseñar la aplicación han sido el bien y la seguridad tanto de la trabajadora como de su cliente. Los usuarios pueden consultar la lista completa de prostitutas de la zona en que se encuentran, con fotografías, descripción física, servicios y precios. También pueden dejarse comentarios sobre la experiencia en sus perfiles, que otros usuarios podrán tener en cuenta como referencia. Todo es claro y transparente desde el principio. También se protege mucho la seguridad de la escort: los clientes conflictivos o que han dado algún problema quedan “fichados”, ya que Peppr registra su número de teléfono. En caso de un problema grave, la identidad del cliente dejará de ser anónima ante la ley para que las autoridades puedan localizarlo con facilidad.


Deja un comentario