Los problemas en la próstata son muy comunes, sobre todo en hombres de edad adulta con más de cuarenta. Tales problemas da muchas veces señales de advertencia, descubre cuáles son y cómo puedes enfrentarlos con diversos tratamientos y cambios en el estilo de vida.

¿Qué es la próstata?

La próstata es propia del varón, pero el tejido que lo forma es muy parecido al tejido de los senos de la mujer; tiene forma de cono invertido y se ubica debajo de la vejiga. Cuando el hombre nace la próstata es del tamaño de una almendra; mientras va creciendo y llegando a la pubertad crece hasta tener el tamaño de una castaña.

Problemas en la próstata

Esta está compuesta por una cápsula de tejido muscular que en su interior contiene de 30 a 50 glándulas en forma de lobulillos; estos producen el líquido prostático que hace que el hombre sea fértil. Dentro de tales glándulas hay un tejido en forma de dobles, el cual permite que se dilaten y almacenen el líquido prostático.

Cuando el hombre llega a la pubertad estas glándulas empiezan a producir pequeñas cantidades de fluido diariamente; este se elimina por la orina si el hombre no tiene relaciones sexuales. La función principal de la próstata es producir el fluido que alimenta a los millones de espermatozoides que tiene disponible el hombre; dándole un medio en el cual nadar, por lo cual es sumamente vital para la fertilidad del hombre.

Problemas en la próstata

Cuando un hombre empieza a padecer problemas en la próstata puede presentar diversos síntomas con anterioridad que le sirve de señal de advertencia. Uno de estas señales es que el hombre suele pararse más de una vez en la noche para orinar, incluso con más frecuencia. Además después de orinar sienten una necesidad de tener la vejiga llena otra vez.

Problemas en la próstata

Esto ocurre porque por la próstata pasa la uretra, que es el conducto que conecta la vejiga con el exterior para eliminar la orina; cuando las glándulas prostáticas se inflaman, infectan, irritan, se congestionan o la próstata sufre engrosamiento, presiona la uretra y dificulta la evacuación de la orina.

Este problema suele presentarse por diversos factores, uno de ellos la prostatitis. Esta es una inflamación en la próstata a causa de infección por ciertas bacterias como la gonorrea u otra infección en el cuerpo. Estas infecciones las pueden padecer los hombres de cualquier edad siempre y cuando la próstata haya alcanzado su tamaño final.

También está la prostatitis congestiva, que es la más complicada pues es la incapacidad de la próstata de vaciarse completamente en la eyaculación; esto puede deberse a la actividad sexual irregular o cuando el hombre tiene excitación sexual y la próstata se prepara para el coito, pero no se lleva a cabo la eyaculación; por lo que se acumula el fluido en la próstata y en las vesículas seminales, todo esto puede ser consecuencia de los pensamientos eróticos.

Posibles tratamientos

Como son varias las causas de los problemas de la próstata, también varían los tratamientos. Algunos de ellos pueden ser los medicamentos como antibióticos; que pueden atacar las infecciones causadas por la prostatitis

Igualmente el médico puede recomendar una dieta para evitar el exceso de alcohol, alimentos condimentados o hasta el café. Otro tratamiento puede ser la cirugía, que consiste en extirpar parte de la próstata para eliminar el líquido que causa la presión en la uretra; esto puede dejar al hombre estéril más no impotente si no se dañan los nervios que están detrás de la próstata.

Tener una buena dieta a base de cinc también puede ayudar, ya que en la próstata es donde generalmente se concentra; por lo tanto, requiere ayuda con la dieta ya que poco a poco la va perdiendo. Sin dudarlo, la próstata es fundamental para la vida del hombre por lo que necesita la atención debida. Seguir estas prácticas sugerencias te ayudará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here