El helado es un producto que seduce a grandes y chicos; la variedad de sabores, texturas, colores y presentaciones son tan infinitas que podría decirse que existe un helado para cada persona. Pero, como en el mundo nada es perfecto, si abusamos al comer helados podríamos sin darnos casi cuenta aumentar muchísimo nuestro peso y afectar la salud. Por ello, hoy te daremos el paso a paso para que conozcas cómo hacer helados light en casa. Una opción más sana y de excelente calidad.

Se dice que una  preparación antecesora del helado tal y como hoy lo conocemos era hecha por allá por el año 400 a C. en Persia; consistía en algo parecido a un pudin hecho con agua de rosas y cabello de ángel enfriado con hielo. Actualmente, la industria del helado es mundial y la tecnología usada para su producción ha avanzado grandemente. Y aunque a casi todos nos encanta el helado, hay unas versiones más sanas y naturales que otras. Entre ellas, el helado light de yogurt y frutas.

Al preparar un  helado light de yogurt y frutas crearás una fusión de sabores, texturas y colores tan buena que nadie se resistirá a probarlo. Incluso, esta receta te permite obtener un helado light más sabroso, nutritivo y natural que los helados industriales tan cargados de grasas, colorantes, saborizantes y estabilizantes que perjudican nuestra salud. También, al hacerlo en casa garantizas su calidad. A continuación, te describimos el proceso paso a paso, que no es nada es complicado.

Cómo hacer en casa helados light

Esta receta te ofrece varias ventajas, un costo nada exagerado para la calidad del producto obtenido, una dificultad culinaria en su preparación con un nivel muy bajo, una excelente opción para disfrutar una rica merienda o satisfacer un antojo caprichoso sin remordimientos o complejos por aumentar de peso y por último y no menos importante que te luzcas ante los chicos, tu familia o esa persona especial con quien deseas pasar un rato muy dulce.

Ingredientes

  • 250g de yogurt griego
  • 80g de fresa
  • 80g de kiwi
  • 80g de mango
  • 1 cucharada de miel de maple light

Preparación

Primero pon a mano todos los ingredientes. Puedes utilizar otras frutas como piña, duraznos, arándanos u otras a gusto; pero siempre ten en cuenta que unas frutas aportan más azúcar y calorías que otras. Por ello, selecciónalas con responsabilidad y amor hacia ti misma, tu salud y la de los tuyos.

Seguidamente, corta todas las frutas en cuadritos pequeños –evita unir más de 3 frutas-. En un bol une el yogurt con la miel de maple y mezcla hasta que se integre bien y quede una crema deliciosa.

Sirve porciones de yogurt en uno o varios moldes que sirvan para congelar; pueden ser como los que se usan para hacer gelatina o cupcakes. También sirve el que tengas a mano, el fin es darle una forma bonita al helado. Coloca encima del yogurt una buena cantidad de frutas previamente troceadas.

Lleva al congelador por mínimo 2 horas o mejor desde la noche anterior, para que logres obtener esa textura súper cremosa y esa consistencia durita y muy fría que puede ofrecerte un rico helado light casero de yogurt y frutas.

Y ahora, a disfrutar de tu logro sin remordimientos, que lo dulce de la vida hay que aprovecharlo al máximo. Y no olvides compartir un poco de este rico helado light de yogurt y frutas con tu familia, amigos o con esa persona especial. Es más, sé más que generosa y comparte la receta, para que otros también disfruten y vivan un momento mágico e inolvidable elaborando y degustando esta deliciosa preparación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here