vivienda en españa

A la hora de querer comprar cualquier tipo de inmueble o de vivienda en nuestro país, es importante tener en cuenta que existen una serie de gastos extra a los que vamos a tener que hacer frente para llevar a cabo adecuadamente todo el proceso. Entre ellos podemos destacar, por ejemplo, los gastos de escritura, los seguros exigidos por el banco, el IVA o los gastos de notaría, que conviene conocer a la perfección para no llevarnos algunas sorpresas desagradables para nuestro bolsillo. 

Comprar una vivienda o un inmueble es siempre una decisión importante en la vida de una persona y que va a afectar directamente al estado de la economía, por lo que conocer un poco más acerca de todo el proceso siempre es algo que puede ser realmente beneficioso. En especial, teniendo en cuenta que muchos de los pasos que vamos a tener que llevar a cabo para poder comprar y escriturar una casa en España, con todas las garantías posible, supone tener que hacer frente a una serie de gastos añadidos obligatorios y que es mejor que no nos pillen de sorpresa. 

Vamos a conocer a continuación un poco más en profundidad acerca de todos estos pagos a los tendremos que hacer frente con este tipo de situaciones, cuáles son los mismos y cuáles pueden ser las cantidades aproximadas a abonar en nuestro país dependiendo de algunos factores básicos. Lo que nos permitirá poder obtener una imagen más clara de este procedimiento y preparar nuestro bolsillo adecuadamente para poder hacer frente a todos estos pasos necesarios para poder comprar sin problemas una nueva casa. 

Gastos de la compra

En primer lugar, existen una serie de gastos extra que tendremos que abonar y que están directamente relacionados con la compra de la vivienda. Aquí nos encontraremos con los gastos de la notaría para poder realizar las escrituras y cuyo valor dependerá totalmente del precio del inmueble. Por lo que cuanto más cara sea la vivienda a comprar, más tendremos que pagar en el notario para escriturar. En este apartado también podemos incluir los gastos del Registro de la Propiedad, que nos permite poder escribir esas escrituras que habrá firmado previamente el notario. Esta cantidad también variará en función del precio total del inmueble que hayamos comprado.

Además, tampoco podemos olvidarnos de pagar los impuestos por la compra de la vivienda, como el IVA o el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD). La cantidad de éstos puede variar en función de si se trata de una vivienda nueva o usada, y de la comunidad autónoma en la que nos encontremos. Por ejemplo, Cantabria, Galicia, Cataluña o la Comunidad Valenciana tienen algunos de los porcentajes más altos de todo el país; y el País Vasco, Navarra, Ceuta o Melilla, algunos de los más bajos. 

Gastos de la hipoteca

Muchas veces, la compra de una vivienda conlleva tener que pedir una hipoteca, lo que supone tener que aumentar también los gastos extra a los que tenemos que hacer frente durante el proceso, y merece la pena conocer de antemano para organizar nuestra economía de una forma mucho más adecuada. Por otro lado, uno de los primeros pagos que nos encontraremos, por ejemplo, será el de la tasación de la vivienda, que es un requisito indispensable para poder contratar una hipoteca con cualquier entidad bancaria.

También tendremos que tener presente otro gasto importante como es el de la comisión de apertura de la hipoteca, que normalmente suele ascender a un 2% del total de la cantidad que hayamos pedido al banco para que nos haga el préstamo hipotecario. Por lo que en el momento que vayamos a pedir una hipoteca, será importante contar de antemano con algo de liquidez en la cuenta si queremos poder hacer frente a estas cantidades de dinero, en especial, si necesitamos pedir prestado una cantidad de dinero elevada para la compra de nuestra vivienda. 

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)