El círculo cromático es donde se muestra de manera circular, pero , pero sistematizado, los colores dependiendo de su tonalidad. Este círculo va a contener los llamados colores primarios y sus derivaciones a partir de estos. Al estar representados de forma gradual se añaden colores a esta rueda enriqueciendo con una diversidad de tonalidades esta.

Los especialistas los han de clasificar como colores cálidos y fríos. Los colores cálidos se ubican en la parte derecha de este círculo cromático; entre estos podemos mencionar el naranja y rojo. En cuanto a los colores considerados fríos podemos ubicarlos en el lado izquierdo; donde se puede ver al morado y verde.

Sin embargo, debemos recordar que a través del tiempo se han añadido otros colores como los oscuros o claros para que la variedad crezca.

¿Para qué sirve el círculo cromático?

Podemos decir sencillamente que el círculo cromático sirve para mostrar la relación armónica y la disparidad entre los colores que lo componen; con lo cual los interesados pueden conocer, clasificar y utilizar estos colores como lo desee. Los artistas y otros profesionales pueden de manera interesante lograr combinaciones en donde haya armonía y transmitir lo que este quiera; ya sea al realizar una obra o modificar un ambiente del hogar.

Cuando se comienzan a ver la progresión de los colores al cruzarse entre ellos, es apasionante como interesante ver cómo con solo los colores básicos, se lleva a los secundarios y los terciarios; dando la oportunidad infinita de encontrar tonos parecidos pero en algunos casos con diferencias muy puntuales al crear estos colores.

Al observar esta gama se puede diseñar diversos materiales con colores atrayentes y disponibles para ser usados. Por ejemplo podemos mencionar que en el mundo cosmético podemos encontrar tonos que se adaptan según el color de piel de las personas; y esta industria no deja de crecer ni deja de crear productos útiles para mejorar la apariencia externa de quien la usa.

Círculo cromático

Guía para usarlo:

Como todo en la vida se han establecido parámetros para utilizar el círculo cromático de manera eficaz. Por esto debemos mencionar las reglas en cuanto a colores a tener en cuenta:

  • Monocromáticos: son aquellos colores que son parte de la misma familia pero tienen tonos diferentes; podemos mencionar como ejemplo: verde esmeralda, verde limón.
  • Complementarios: al ver el círculo cromático con estos colores encontramos opuestos en este círculo un ejemplo es el verde y rojo.
  • Triadas: son aquellos señalados al colocar un triángulo equilátero en la parte interna del círculo en donde estén sus vértices. Tomamos estos colores, por ejemplo, fucsia, verde y amarillo.
  • Tetrádica: al colocar de manera superpuesta un rectángulo se pueden llegar a usar 4 colores para el fin propuesto.
  • Análoga: se establece un color base y se combinará con otro como complemento siendo la base el predominante pero teniendo un contraste entre ambos.

Qué tener en cuenta

Es interesante que cuando se piensa usar los colores podemos tomar en cuenta varias cosas, como: lugar y época del año, para saber cuál vamos a usar. Los colores se adaptan a lo que se establece como tendencia. Es decir, en una época el color naranja con sus tonos se puede usar en un año cualquiera. O si pensamos en la ropa se ha avanzado al cruzar colores y lo que antes no se pensaba en combinar ahora es permitido.

Si tomas un círculo cromático puedes usar un mismo color y usar sus derivados o combinar dependiendo de lo que quieras tener como variedad. Por eso manos a la obra al usar los colores.

Círculo cromático

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here