camino de santiago

Con la llegada del buen tiempo, todos nos planteamos a dónde ir a pasar nuestras vacaciones estivales. Aquí te damos algunas ideas para que hagas del Camino de Santiago tu próximo proyecto vacacional y disfrutes del precioso entorno por el que discurre sin tener que invertir demasiado.

El Camino Primitivo, la mejor opción para disfrutar de la naturaleza

Como sabrás, el Camino Primitivo es el mismo que seguían los peregrinos de la Edad Media para llegar a la Catedral en la que descansan los restos del apóstol, discurre prácticamente en su totalidad por el norte de la Península Ibérica y se desarrolla en medio de unos paisajes espectaculares, por lo que hará las delicias de quienes busquen disfrutar del medio ambiente.  

Por este motivo, el Camino Primitivo suele ser el preferido de quienes deciden seguir la senda emprendida por el Rey Alfonso II, que fue el primero en partir de Oviedo para venerar la tumba del iniciador del cristianismo en nuestro país y el iniciador de una tradición que dura hasta nuestros días, inaugurando además, el mismo Camino Primitivo del que venimos hablando. 

Pero, obviamente, hacerlo a día de hoy no es igual que en los siglos VIII y IX, pues las facilidades a la hora de preparar el viaje que nos ofrece internet hace que encontrar  ideas para hacer el Camino Primitivo sea enormemente fácil, aunque eso sí, el esfuerzo físico que hay que realizar es prácticamente el mismo que el que hizo el mencionado Rey astur. 

Aun así, hay que decir que, pese a los importantes desniveles que contienen algunas de sus etapas, es perfectamente posible realizar el Camino Primitivo para cualquier persona, independientemente de la edad y de la condición física, pues los 323 kilómetros de los que consta, se pueden caminar tranquilamente y sin forzar el cuerpo más de lo necesario. 

Además, cabe destacar que sus 14 rutas comienzan en Oviedo, desde donde los peregrinos se dirigen al oeste hasta entrar en Galicia por Fonsagrada para, poco más adelante, unirse con el Camino Francés y desembocar en Santiago de Compostela, todo ello en un entorno en el que la naturaleza y los monumentos medievales se dan la mano constituyendo una auténtica maravilla para todos los sentidos. 

Otras posibilidades

Pero el Camino Primitivo no es el √ļnico que puede realizarse para llegar a la tumba del ap√≥stol, pues existen otras posibilidades que aparecen convenientemente rese√Īadas en Camino de Santiago10, una web de apasionados por la mencionada ruta jacobea en la que podr√°s encontrar toda la informaci√≥n que necesites para preparar tu escapada.

A modo de ejemplo, te comentaremos que si piensas que el Camino Primitivo no es suficiente para colmar tu sed de contacto con la naturaleza y las villas medievales por las que discurre, tienes la posibilidad de hacer el Camino del Norte, que a√Īade m√°s de 500 kil√≥metros al primero y se desarrolla a lo largo de un total de 34 etapas.¬†

Pero es posible que no residas en esa zona de la pen√≠nsula o que, simplemente, te apetezca caminar, pedalear o montar a caballo por emplazamientos distintos, en cuyo caso tienes a tu disposici√≥n los caminos que cruzan Espa√Īa o Portugal, de sur a norte, o los que hac√≠an los peregrinos que ven√≠an desde Francia o Inglaterra. Y, en el caso de que pretendas huir de las aglomeraciones de la √©poca estival y realizar el Camino durante la √©poca fr√≠a del a√Īo, puedes hacer el Camino de Invierno, que parte desde Le√≥n y va en paralelo al R√≠o Sil, evitando las cumbres y la nieve, hasta llegar a Santiago.

As√≠ pues, aunque aqu√≠ te recomendamos encarecidamente que optes por el Camino Primitivo, tienes un buen n√ļmero de opciones para comenzar un Camino que, sin lugar a dudas, no va a dejar indiferente a nadie en esta preciosa aventura, bien viajes tu solo o en compa√Ī√≠a.

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)